Testigo clave reafirma que Pérez Molina y Baldetti eran los líderes de “La Línea”

Con la declaración del empresario como "anticipo de prueba", el Ministerio Público de Guatemala espera demostrar ante el juez la participación del expresidente y la exvicepresidenta y más de una treintena de detenidos por la defraudación aduanera en el país
Testigo clave reafirma que Pérez Molina y Baldetti eran los líderes de “La Línea”
Foto: EFE

El empresario Salvador Estuardo González Álvarez ratificó hoy ante un juzgado que el expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, ambos en prisión preventiva, fueron los líderes de la estructura de defraudación aduanera “La Línea” cuando estaban en funciones.

Conocido con el alias de “Eco” en la red, González comenzó este martes a declarar como “prueba anticipada” en el proceso abierto el 16 de abril de 2015, cuando fue desmantelada la organización por parte del Ministerio Público (MP) con el respaldo de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

González, quien ya rindió su primera declaración en septiembre pasado, ratificó ante el juez del Juzgado B de Mayor Riesgo, Miguel Ángel Gálvez, todos los detalles de cómo se involucró en “La Línea” y de cómo conoció al mandatario y a Baldetti.

Precisó que fue Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de la exvicepresidenta, quien le presentó al jefe de Estado, que buscaba a una persona de confianza para que le sirviera de enlace con la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

El empresario, quien era presidente de la Junta Directiva del diario guatemalteco Siglo 21, según relató, se dedicaba a las asesorías antes de involucrarse en la red.

De acuerdo con su testimonio, en las reuniones con Monzón y otros miembros de la estructura le informaron del cobro por el ingreso de contenedores y que el dinero en efectivo se lo iban a entregar a él.

Detalló que recibió en dos oportunidades 300,000 quetzales (más de 39,000 dólares) y que el dinero en su totalidad se lo entregó a Monzón.

González explicó que luego se establecieron unas tablas para distribuir la “cola” (soborno) que la red recibía de los importadores.

“Por el control decidí no poner presidente y vicepresidente, sino 1 y 2”, afirmó el “colaborador eficaz” de la Fiscalía, y enseguida explicó que el 50 % del dinero, según le comentó Monzón, era para Pérez Molina y Baldetti.

“Un 5% lo recibían en la SAT, un 4% Monzón y yo el 2%. Eso está en mi computadora. Está por fecha y por aduanas”, precisó.

González también ha manifestado que la exintendente de Aduanas Claudia Méndez, en prisión preventiva, recibió en una sola oportunidad una caja con dinero en efectivo como “regalo” de la estructura criminal.

Con la declaración del empresario como “anticipo de prueba”, el MP espera demostrar ante el juez la participación del expresidente y la exvicepresidenta y más de una treintena de detenidos por la defraudación aduanera en el país.

El empresario continúa relatando lo que le consta de la red, pero se desconoce cuántos días va a durar la presentación de su testimonio que se inició este martes luego de las fallidas acciones judiciales presentadas por los abogados de los imputados para impedir la declaración.