Vicente Fox: A “El Chapo” no lo extraditan porque tienen miedo que suelte la sopa

El exmandatario mexicano dijo que no duda que los partidos políticos salgan salpicados, incluso el PAN, si el líder del cártel de Sinalo es extraditado a EEUU
Vicente Fox: A “El Chapo” no lo extraditan porque tienen miedo que suelte la sopa
Vicente Fox, expresidente de México.
Foto: Getty

México – El expresidente de México, Vicente Fox Quesada, dijo a la agencia AFP, que Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, no ha sido extraditado a Estados Unidos debido a que las autoridades tienen miedo de que el capo “suelte la sopa allá”.

“¿Por qué no se le extradita? Porque a lo mejor hay miedo de que sople, de que suelte la sopa allá”, dijo el ex mandatario en una entrevista con la Agence France-Presse.

El ex mandatario incluso aseveró que si él fuera actualmente el presidente extraditaría al capo: “Yo, si estuviera de Presidente, lo extraditaba de inmediato”, dijo.

Vicente Fox fue cuestionado sobre las recientes declaraciones que Rosa Isela Guzmán Ortiz, una supuesta hija de Joaquín Guzmán, hizo al diario británico The Guardian, donde aseveró que su padre dio dinero a campañas de políticos a cambio de protección.

Sobre el tema, el expresidente panista dijo que él no dudaba que esas declaraciones fueran ciertas, y que todos los partidos, incluidos el Blanquiazul, podrían estar manchados.

“No lo dudo ni tantito (ni un poco). Han salido muchos trapitos, por aquí y por allá, y a todos los partidos: a los del PAN, a los del PRI a los del PRD. El que no tenga culpa, que tire la primera piedra”, declaró Fox a AFP.

El expresidente dijo que la filtración del dinero del narcotráfico a la política del país “es un peligro constante”, pues dijo, se trata de “una manera de lavar dinero, pero además de obtener poder directamente”.

Joaquín Guzmán Loera se ha escapado en dos ocasiones de prisión, la primera en enero de 2001, dos meses después de que Vicente Fox asumió como Presidente de México. En esa ocasión, “El Chapo” se fugó del penal de Puente Grande, en Jalisco, supuestamente escondido en un carrito de ropa sucia, y permaneció prófugo hasta principios de 2014. La segunda, en julio de 2015, del penal de El Altiplano, en el Estado de México. Y finalmente fue recapturado el pasado 8 de enero.

El expresidente dijo a AFP, que en ambas fugas el capo pudo salir gracias a la corrupción, sin embargo negó que él tuviera algo que ver con la primera.

“No se escapó de la primera prisión sino fue por corrupción, no se escapó de la segunda vez sino fue por corrupción”, sostuvo Fox.

Señaló también que Guzmán Loera “usó mecanismos inteligentes […] pero que tuvo que [ser] a cañonazos [de billetes] eso no cabe la menor duda”, agregó.

Desde la detención del líder del Cártel de Sinaloa, ocurrida el pasado 8 de enero en Los Mochis, sus abogados y su esposa denunciaron ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que en El Altiplano hostigaban a “El Chapo” al no dejarlo descansar, lo que alteraba su estado de salud y ponía en riesgo su vida.

De acuerdo con las quejas ante la CNDH, en un inicio redujeron las visitas al narcotraficante. Después, “El Chapo” confió a su abogado que los custodios lo despertaban cada hora y que los ladridos de los perros que lo vigilaban no lo dejaban dormir.

El pasado 2 de marzo, José Refugio Rodríguez Núñez, abogado de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, informó que el narcotraficante solicitó la extradición inmediata a Estados Unidos por los malos tratos que recibe en el penal de El Altiplano.

Rodríguez Núñez dijo que durante una visita realizada a “El Chapo” Guzmán, éste le solicitó acelerar los trámites para ser extraditado porque ya no soporta la situación que vive en la cárcel.

El Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, dijo que el Gobierno mexicano no se dejará chantajear ni caerá en el juego mediático de “El Chapo” Guzmán.

“El Estado mexicano no se va aprestar al chantaje ni a litigar en los medios lo que debe ser juzgado únicamente por los tribunales”, afirmó el funcionario federal tras defender las medidas adoptadas para fortalecer el resguardo del capo.

Sales señaló incluso que sus cercanos están trabajando en una “estrategia mediática” para “desviar la atención” y “victimizar” al líder del cártel de Sinaloa.

Sales consideró que como parte de esta “abierta” táctica mediática está conformada por las recientes declaraciones de la supuesta hija del capo.

“Son señalamientos que carecen de soporte probatorio” y que buscan dañar a las instituciones, afirmó.