Primaria de Arizona revive el reciente pasado antiinmigrante

Lo peor de la ola anti inmigrante de Arizona parecía haber quedado atrás, pero la primaria presidencial reaviva los fantasmas. Gran contraste entre mensaje republicano y demócrata.
Primaria de Arizona revive el reciente pasado antiinmigrante
La frontera de Arizona está en la palestra electoral de nuevo. El estado realiza primarias presidenciales este martes.
Foto: Paula Díaz / EFE

El sheriff Joe Arpaio de Arizona, quien últimamente ha tenido más problemas legales que triunfos, vuelve a estar en las noticias nacionales y uno de los principales candidatos a presidente lo menciona a menudo. “Si Joe Arpaio está conmigo, sabes que soy duro contra los inmigrantes”, ha sido una de las frases favoritas de Donald J. Trump en las últimas semanas, particularmente desde que empezaron las campañas en estados del suroeste.

Ahora, la contienda presidencial enfocada en el estado de Arizona, que este martes sostiene elecciones primarias y la frontera y la inmigración vuelven a estar en el centro de la discusión, en forma negativa para los republicanos y en forma de promesas de reforma migratoria y ampliación de las medidas de acción diferida para los precandidatos demócratas.

Arpaio y la exgobernadora Jan Brewer –la que firmó la ley SB1070 en 2010- no sólo han apoyado a Trump sino que han hecho campaña con el magnate. El sindicato local de Patrulleros Fronterizos, la local 2544 del Concilio Nacional de Patrulla Fronteriza, que representa a 18,000 agentes anunció hace pocos días su respaldo a Trump por medio de un comunicado.

“El señor Trump es el único candidato que ha expresado su apoyo por nuestra misión y la de nuestros agentes”, dijo el comunicado, agregando que “es el único candidato que ha expresado interés en la perspectiva de los agentes” y ofrecieron darle un “tour” de la frontera, para explicarle sus perspectiesvas.

Una de las políticas más salientes de Trump ha sido la promesa de hacer “una gran pared” en la frontera sur (en la que ya existen partes amuralladas y otras zonas controladas por tecnología).  Durante un evento cerca de Phoenix este fin de semana, Trump dijo a la multitud que no deben preocuparse más “ni por los que van por encima de la pared ni por los que pasan por debajo”.

“Olvídense de los túneles. Eso no va a pasar cuando yo sea presidente”, dijo ante los vítores de la audiencia.

El otro precandidato que está haciendo campaña en Arizona, Ted Cruz, no ha cedido ni un ápice del tema anti inmigrante ante Trump, quien lo aventaja en las encuestas por el momento. De hecho, Ted Cruz ha enfatizado recientemente los casos de inmigrantes sin papeles que han cometido homicidios en Arizona, para reforzar su mensaje de que hay que endurecer las políticas migratorias.

Cruz, quien visitó la frontera a finales de la semana pasada y se tomó fotos cerca de la barda junto a un sheriff local de Douglas, Arizona y al gobernador Rick Perry de Texas, ha pagado por la realización de un comercial en el que el padre de un joven asesinado en 2015 por un inmigrante indocumentado, habla del caso de su hijo y afirma que “espero estar presente cuando Ted Cruz anule las acciones ejecutivas ilegales del Presidente Obama”.

Este es el comercial:

Demócratas en clave proinmigrante

Otro tono están dando los demócratas en su búsqueda de votos. La competencia entre Hillary Clinton y Bernie Sanders en Arizona es otra prueba más de cómo compiten por un voto donde los latinos tienen cada vez más participación. Las últimas cifras revelan que uno de cada cuatro votantes registrados demócratas es latino y aunque las encuestas han dado ventaja para Clinton en Arizona, en las últimas semanas se ha visto un aumento en los jóvenes, particularmente latinos, que se están registrando para votar.

Sanders tiene días haciendo campaña constante en Arizona y el oeste, donde el senador de Vermont tiene la esperanza de poder avanzar hacia Clinton en el conteo de delegados. La pasada semana, su esposa Jane Sanders visitó la ciudad de las carpas y la cárcel del condado de Maricopa, y el sheriff Arpaio se presentó sin anunciar en el evento, lo que enojó y provocó la crítica de Bernie Sanders.

El sábado, Sanders visitó la frontera en la zona de Nogales, y dió un mensaje muy diferente al de Cruz, quien había estado en otro punto fronterizo unas horas antes. Sanders enfatizó el sufrimiento de las familias inmigrantes por las deficiencias en políticas migratorias. “Por eso estoy aquí, porque en estos meses que he estado viajando por este país y hablando con familias inmigrantes, me ha impactado profundamente el miedo y la tristeza que embarga a muchas de ellas”.

En una entrevista posterior, Sanders dijo que “tengo la mejor plataforma de reforma migratoria de cualquier candidato”.

Hillary Clinton no ha ido a la frontera, pero su esposo hizo campaña por ella este fin de semana y diversos representantes han estado presentes en eventos de Arizona, incluyendo la ex congresista Gabby Giffords quien en 2011 sobrevivió un intento de asesinato, sufriendo graves heridas en la cabeza que le dejaron secuelas. 

Bill Clinton hizo campaña en Phoenix y Tucson y Hillary estuvo en Phoenix esta tarde realizando un evento público.

Clinton he enfatizado la reforma migratoria y la ampliación de las acciones ejecutivas del presidente Obama y se ha apoyado en partidarios como el congresista Luis Gutierrez para llevar su mensaje a muchos votantes latinos que buscan soluciones para el tema de la inmigración.