Estudiantes angelinos llegaron al aeropuerto justo cuando explotaron las bombas

Estuvieron a punto de convertirse en víctimas adicionales de los atentados en Bruselas, Bélgica
Estudiantes angelinos llegaron al aeropuerto justo cuando explotaron las bombas
Siete de las 12 personas que iban a Liberia estaban relacionadas con la escuela Cristiana de La Habra.
Foto: Cortesía / Containers of Hope

Un grupo de alumnos, maestros y acompañantes de una escuela en La Habra, en el condado de Orange, llegaron al aeropuerto de Bruselas en el momento del atentado terrorista, que acabó con la vida de por lo menos 30 personas e hirió a otras 230.

La secundaria Whittier Christian anunció en su página de Facebook, que siete personas relacionadas con la escuela, incluidos un estudiante, un maestro, un padre y cuatro alumnos, habían llegado al aeropuerto cuando explotaron las bombas, pero que se encontraban seguros y a salvo.

PLEASE PRAY! Members of our WCHS community had just arrived in the Brussels airport when the bombs went off. They are…

Posted by Whittier Christian High School on Tuesday, March 22, 2016

Los miembros de la escuela eran parte de un grupo de 12 personas que viajaban a Liberia, África, para distribuir 1,200 mochilas con productos de higiene, útiles escolares y juguetes para los niños huérfanos afectados por ébola. Las mochilas del proyecto Containers of Hope se encuentran en un contenedor en el aeropuerto de Liberia.

“Gracias por sus plegarias”, posteó la escuela en el sitio de internet. “El equipo ya salió del hangar del aeropuerto y está en un área organizada por la Cruz Roja. ¡Están agradecidos por el calor, la comida y las camas donde van a dormir! Les dijeron que el aeropuerto probablemente esté cerrado hasta el jueves”.

Los ataques en Bruselas fueron perpetrados por simpatizantes de Estado Islámico (ISIS), o al menos son los únicos que hasta ahora han clamado responsabilidad por los trágicos eventos.

Tal fue la alerta internacional que en Los Ángeles la Policía del Aeropuerto Internacional (LAX) aumentó patrullaje en sus terminales y la División de Tránsito del Sheriff de Los Ángeles posicionó a más agentes y perros antibombas en las estaciones de Metro a lo largo del condado.

Pese que tanto el alcalde Eric Garcetti y el alguacil Jim McDonnell aseguraron que sobre Los Ángeles no pesa una amenaza, hoy día siguen activos estos métodos preventivos.