Trump y Clinton, los favoritos en California

La más reciente encuesta, realizada por PPIC de California, muestra a Clinton y Trump encabezando las encuestas por sus respectivos partidos
Trump y Clinton, los favoritos en California
Trump y Clinton.
Foto: Getty Images

Donald J. Trump y Hillary Clinton encabezan las encuestas en California, estado que, a pesar de no votar hasta el proximo 7 de junio, podría tener más importancia que nunca para definir las nominaciones presidenciales de ambos partidos.

Según la encuesta del Instituto de Política Publica de California (PPIC), publicada hoy, ambas contiendas serían competitivas a pesar de la ventaja de Trump y Clinton, debido a que la enorme bolsa de delegados se reparte proporcionalmente en ambos casos y porque aún faltan dos meses para que los californianos voten.

En el caso demócrata, PPIC refleja una competencia bastante cerrada, con 48% para Clinton y 41% para Bernie Sanders, una cifra reforzada por el apoyo a Sanders de muchos independientes o apartidistas, un nutrido grupo en California al que las reglas demócratas permiten votar en su primaria. Un 7% apoya a otro candidato y un 4% sigue indeciso.

En el lado republicano, Trump acumula un 38% del voto de los republicanos de California (cuya primaria es cerrada y solo pueden votar sus partidarios), pero la encuesta fue tomada antes que Marco Rubio se retirara de la contienda y en ese momento Ted Cruz atraía 19% del voto, Rubio el 12% y John Kasich otro 12%.

Sin embargo, al ajustar por la salida de Rubio y la respuesta de los californianos ante cual sería su segunda opción, Cruz sube hasta 27 y Kasich a 14%, si es que todos aún están en la competencia (lo que es probable).

Los delegados en California

A estas alturas, las competencias en ambos lados, particularmente el republicano, parecen destinadas a continuar hasta la convención nacional de cada partido, donde todos los delegados se reúnen y votan para elegir al candidato o abanderado para la elección presidencial. Ambas convenciones se celebran en julio.

California, por su población, tiene la mayor cantidad de delegados que repartir entre los candidatos, y de acuerdo a las reglas de cada partido, se otorgan proporcionalmente, es decir, dependiendo de los votos que reciba cada quien.

Para los republicanos son 172 delegados y para los demócratas son 548.

https://s.graphiq.com/rx/widgets.js

El politólogo Larry Sabato de la Universidad de Virginia, calcula que Trump necesitará sólidos triunfos en los estados siguientes –no imposibles para él tomando en cuenta lo que ha ganado hasta ahora- para lograr justo los 1237 delegados necesarios para ganar la nominación.

Si se queda corto luego del primer voto, podría haber más votos y negociaciones, y abrir la convención a la elección de otros candidatos.

“Luce un poco difícil en este momento que puedan detener a Trump”, apuntó Sabato tras hacer un análisis que proyecta que el candidato logrará justo 1239 delegados para cuando California haya votado en junio.

En el caso de Clinton vs. Sanders, el caso California es interesante, ya que la primera encuesta en el estado realizada en mayo del año pasado por Field Research Poll, mostraba un enorme número de indecisos: Hillary Clinton con 59% del voto y Sanders con 6%. Sin embargo, los números de Clinton han seguido estables o bajado ligeramente y los de Sanders han subido hasta el 41% que obtiene hoy, según PPIC.

Candidatos en el Sur de California

Sanders dedicó dos días esta semana a viajar por el sur de California, realizando eventos en San Diego y Los Ángeles entre miércoles y jueves y reuniéndose con medios locales y dando entrevistas para difundir su mensaje, dos meses antes que los californianos depositen su voto.

Hillary Clinton estuvo este jueves en Los Ángeles, participando en una mesa redonda con el alcalde de Eric Garcetti, expertos en prevención del terrorismo y líderes de la comunidad musulmana y de otros grupos que trabajan para prevenir la radicalización de individuos que pudiera llevarles a cometer actos destructivos.

Clinton elogió el trabajo que hacen las autoridades locales para trabajar con las comunidades locales y prevenir actos terroristas.