Autoridades desmontan una universidad creada para detectar fraudes migratorios

El Departamento de Seguridad Nacional creó este centro de estudio como parte de una operación para atrapar a criminales que emitían visas estudiantiles fraudulentas
Autoridades desmontan una universidad creada para detectar fraudes migratorios
Los reclutados eran en su mayoría estudiantes de China e India.
Foto: Archivo/REDERIC J. BROWN/AFP / Getty Images

Todo parecía indicar que la University of Northern New Jersey era real. Pero no. Había sido fundada por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) como parte de una operación para atrapar a criminales envueltos en la emisión de visas estudiantiles fraudulentas.

La página de la universidad –que funciona desde 2013– ya no existe en Internet. El diario The New York Times describe que contenía una lista de carreras relacionadas con negocios y que prometía una “experiencia educacional excepcional”.

La farsa que montaron las autoridades culminó este martes con 21 personas arrestadas, según informaron en una rueda de prensa el fiscal de New Jersey, Paul Fishman, y la directora de la oficina de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos, Sarah Saldaña.

Los arrestados son ciudadanos naturalizados estadounidenses y residentes permanentes, informó Fishman. Seis de ellos vivían en New York.

Los detenidos eran gestores que reclutaban estudiantes internacionales, principalmente de China e India. Todos los reclutados sabían que no recibirían clases reales en esa universidad y solo buscaban un documento para permanecer en Estados Unidos.

Según las autoridades, los documentos falsificados les permitían permanecer en el país. Los gestores además ayudaban a obtener visas de trabajo fraudulentas y muchos de los estudiantes incluso fueron empleados por grandes compañías.

Los gestores trabajaban en conjunto con supuestos empleados del centro, que en realidad eran agentes federales del DHS.

En total, sacaron visas de estudiantes fraudulentas para 1,076 personas. En su mayoría fueron revocadas, dijo Saldaña.

Según Fishman, todos los estudiantes reclutados vivían en Estados Unidos y originalmente habían obtenido sus visas por la vía legal, pero buscaban una manera de seguir en el país.

Este esquema de “pagar para quedarse”, aseguró Fishman, es “una amenaza real para la seguridad del país”.

NOTICIAS DE INMIGRACIÓN 

Alrededor de la web