Joven, déjeme hablarle de su jubilación

En el mes de la educación financiera hay que recordar que el retiro es algo para tomarse con tiempo

Joven, déjeme hablarle de su jubilación
Foto: Archivo / Shutterstock

Abril es el mes de la educación financiera y además la fecha límite en la que poder hacer deducciones a sus cuentas con el IRS correspondientes al año pasado. Es decir, es un gran momento para hablar de los planes de jubilación. Primero porque tiene usted hasta este mes para depositar dinero en sus cuentas de ahorro y poder deducirlo en las taxes de 2015 que tiene que presentar como tarde el 19 de abril.

Segundo porque este es un mensaje que tiene cierta urgencia en su envío para que, sobre todo los más jóvenes, se pongan manos a la obra cuanto antes. Cuanto más tiempo se ahorra para asegurar un retiro cómodo o relativamente cómodo, mejor. El largo plazo es un gran aliado de las inversiones de los planes de ahorro y en eso, los jóvenes tienen ventaja. Pero la ventaja de la juventud se acorta con el tiempo.

¿Cómo ahorrar? Le damos aquí algunas pistas iniciales.

  • 401k. Es un plan de ahorro que ofrecen algunas empresas a sus empleados. Se deduce una parte antes de impuestos a una cuenta en la que se planifica una inversión que normalmente se confía a un administrador como Fidelity, Vanguard, Voya…. Algunas empresas hacen aportaciones a estas cuentas también para animar al ahorro y en ese caso se tiene que permanecer un cierto tiempo en la compañía antes de tener derecho a esas cantidades con las que participa el empleador. Los impuestos se abonan cuando se retira el dinero y la contribución máxima que se puede hacer anualmente según el mandato del IRS es de $18,000 anuales en 2016. Los mayores de 50 años pueden invertir $6,000 más. Hay reglas complejas sobre cuándo se puede retirar el dinero de ese fondo y las penalidades que hay que abonar en caso de que se haga antes del retiro
  • 401(k) Roth. La diferencia con el anterior es que las contribuciones se hacen con dinero que ya ha sido fiscalizado y por tanto no se pagan taxes cuando se retira de la cuenta. No solo el capital que se deposita es tax free también lo son las ganancias en la inversión en la mayoría de las circunstancias.
  • IRA Tradicional. Es una cuenta que abre el ahorrador en una institución financiera. El dinero se invierte en fondos, acciones, bonos… lo que el ahorrador elija y las contribuciones que se hagan a esas cuentas se pueden deducir en los impuestos con un límite de $5,500 (y $1,000 más en caso de ser mayor de 50 años). Las ganancias de capital pueden crecer potencialmente sin ser fiscalizadas hasta que se use el dinero. Para quienes van a tener menos ingresos cuando se jubilen y por tanto paguen menos impuestos es una buena estrategia para pagar menos taxes por este capital.
  • IRA Roth. En este caso el dinero que se aporta a la cuenta ya ha pagado impuestos y el dinero puede crecer sin ser tributable. Si se cumplen ciertas condiciones el dinero puede retirarse sin tener que pagar impuestos en la jubilación.
  • MyRA. Es un programa recientemente lanzado por el Gobierno para animar a ahorradores que no tienen acceso a 401k o les resulta costoso abrir un IRA. Solo tiene una opción de inversión, un bono del tesoro que no tiene un fuerte rendimiento pero si es muy estable. No hay pérdidas sobre el capital que se aporta ni comisiones. Las cuentas se estructuran como los IRA Roth (contribuciones después de impuestos pero con ganancias libres de estos). Se puede poner inicialmente $25 y añadir, por ejemplo $5 con cada paycheck. Los límites de contribución son como los del IRA y una vez que se llega a los $15,000 es obligatorio hacer un roll over a un IRA.
  • ¿Qué es un Rollover IRA? Es un IRA tradicional que se usa por quienes han cambiado empleos o se han retirado y tienen dinero en planes como 401k. Es una operación que hay que hacer ciando se pierde el acceso a contribuir a ese plan antes de 60 días para evitar consecuencias negativas fiscales.