Alistan juicio contra hispano acusado de matar a su mamá a golpes

Cinco años después del incidente, finalmente comparecerá ante un juez por la muerte de su madre
Alistan juicio contra hispano acusado de matar a su mamá a golpes
Daniel Castro supuestamente asesinó a su madre en 2011.
Foto: Cortesía / Condado de Riverside

Un hispano acusado de matar a golpes a su mamá será enjuiciado pese a que lo habían declarado mentalmente incompetente cuando en 2011 lo arrestaron.

Desde entonces Daniel Castro, de 32 años de edad, se encuentra en el Patton State Hospital, un centro psiquiátrico para ofensores que no son capaces de enfrentar un juicio debido al trastorno mental que padecen.

Sin embargo, tras años de observación y de evaluaciones psiquiátricas, el año pasado se determinó que sí era capaz de enfrentar los cargos por lo que este lunes los miembros del jurado para este caso tuvieron su primer cita en la corte criminal del condado de Riverside, en California.

La acusación por matricidio que presentó la Fiscalía de Distrito de Riverside refiere que el 31 de enero de 2011 Daniel Castro se enojó con su mamá, Ofelia Guzmán, porque lo despertó para que fuera a trabajar.

El hijo, que en ese entonces tenía 28 años, estalló y de un puñetazo hizo un hoyo en la pared en respuesta a los regaños de la madre que le recriminaba su pereza.

Ofelia Guzmán, de 51 años, empezó a empacarle sus cosas como amenaza de que lo echaría de la casa que compartían en la ciudad de Indio.

En ese momento Daniel Castro soltó un par de puñetazos más, pero en esta ocasión al rostro de su madre. Cuando la mujer cayó al suelo, él continuó pateándola.

El propio hijo reconoció, en declaraciones a la prensa de hace 5 años, que se molestó tanto con su madre por los constantes reclamos de que no trabajaba, además de que le exigía que pagara más de renta e insistía con echarlo de la casa.

También contó que después de golpearla y dejarla tirada en el suelo, su madre aún respiraba.

La hermana de Daniel Castro y una sobrina encontraron a la madre en el closet de la recámara y de inmediato llamaron a una ambulancia para trasladarla a un hospital.

Dos días después Ofelia Guzmán murió como consecuencia de las lesiones causadas con objeto contundente en cabeza y cuello, según el resultado de la autopsia.

Al siguiente día del asesinato la Policía de Indio logró arrestar al hijo que había escapado de la escena del crimen y tras encontrar suficiente evidencia la fiscalía presentó el caso en el tribunal, sin embargo la defensa argumentó que el acusado no estaba mentalmente apto para enfrentar un juicio criminal.

Sin embargo, tras varias evaluaciones psiquiátricas, en mayo de 2015 se determinó que sí era competente.