América tiene a la historia de su lado

Las Águilas hoy tendrán que demostrar en la cancha porqué son un invitado permanente a la Liguilla en los últimos cinco años.
América tiene a la historia de su lado
A América le basta el cero en el Azteca para avanzar a semifinales.
Foto: Mexsport

De las nueve veces que se ha enfrentado con las Chivas en fases finales, las Águilas del América salieron avante en seis ocasiones, mientras el Guadalajara en dos; en la otra, ninguno avanzó a la final.

El cuadro azulcrema domina claramente esta etapa, pero en el futbol nada está escrito y el Clásico se tendrá que jugar a tope para sacar al tercer semifinalista.

Al cuadro que dirige Ignacio Ambriz le pegaron donde más le duele, pues Rubens Sambueza, el hombre que le da claridad a la ofensiva del América, tendrá que ver el partido desde la tribuna, tras ser sancionado con una tarjeta roja.

Del lado del chiverío, el técnico Matías Almeyda también estará en las gradas siguiendo el encuentro y no podrá contar con Ángel Zaldívar, quien también purgará un cotejo de castigo.

Ambriz trabajó a puerta cerrada, haciendo diferentes combinaciones con Michael Arroyo y Darío Benedetto para suplir a “Sambu“. Desde el viernes blindó al equipo, nadie hizo declaraciones al llegar de Guadalajara y los quiere muy metidos en el encuentro, que no haya desconcentraciones y que salgan a marcar la pauta desde el primer minuto.

Carlos Salcido comentó que este es un Clásico donde los jugadores hacen historia y espera que esta sea a favor del Guadalajara.

“¿Quién no quisiera jugar un Clásico en estas circunstancias? Es algo muy padre, muy bonito la verdad, nosotros tenemos esa posibilidad y hay que disfrutarlo, hay que vivirlo, hay que hacer nuestro mejor partido”, dijo.

“Sabemos que son Clásicos y partidos que quedan ahí en la memoria de mucha gente, de nosotros mismos, entonces hay que vivirlo, ¡son finales!”.

En la ida empataron sin goles y al América le bastaría con mantener otro empate sin anotaciones para avanzar sin problema a la semifinal.

Chivas, por su parte, intentará meterle presión a los de casa con los goles de visitante, que al final podrían inclinar la balanza a su favor.

“No sirve de nada si no anotamos, hay que ir allá a hacer nuestro mejor partido a estar bien concentraditos y nada más”, agregó Salcido.

Ya no hay boletos, la afición respondió a pesar del incremento, y se espera la reaparición de la reventa, que ahora se ha volado la barda pidiendo hasta mil 800 por las entradas.