La comunidad de Orlando alza plegaria para que la paz regrese tras el atentado

Políticos, pastores y gente de la comunidad de Orlando se reunieron en la Iglesia El Calvario para orar y expresar su solidaridad con las víctimas del atentado terrorista en el club nocturno Pulse, que dejó al menos 50 muertos y otros tantos heridos
La comunidad de Orlando alza plegaria para que la paz regrese tras el atentado
Rick Scott, gobernador de Florida, y Carlos López-Cantera, vicegobernador, junto a los pastores NIno González y Gabriel Salguero en iglesia El Calvario en Orlando, donde se realizó un acto de oración por la paz y en memoria de las víctimas del atentado terrorista en Orlando.
Foto: Cecilia Figueroa / La Prensa

Con un minuto de silencio y pidiendo que la paz que regrese a Orlando se realizó un servicio especial religioso para pedir por las víctimas, heridos y afectados de la masacre cometida por un tirador en el club nocturno Pulse, que ha dejado al menos 50 muertos y más de 50 personas heridas. El evento contó con la presencia de Rick Scott y Carlos López-Cantera, gobernador y vicegobernador de Florida.

El atentado, que ha sido calificado de terrorista, se dio la madrugada del domingo 12 de junio en el citado club Pulse cuando se realizaba una celebración de la comunidad latina LGBT.

La noche del domingo, familias del centro de Florida se reunieron con líderes en la iglesia El Calvario, en Orlando, una de las iglesias hispanas más concurridas en la zona, donde el gobernador Scott se dirigió a la congregación dirigiéndose en español e inglés.

“Es un placer estar en su iglesia, mi corazón está con las víctimas, los familiares y los ciudadanos de nuestra gran ciudad, estado y nación. Claramente, esto es un acto de terrorismo, pero como cristianos, sabemos que Dios está con nosotros. Somos una ciudad, un estado, una nación de inclusión y nuestra fe en Dios nos ayudará a perseverar. Que Dios les bendiga”, dijo el gobernador Scott.

Por su parte, Nino González, pastor senior de la iglesia, exhortó a los presentes a unirse en oración por los heridos que están en los hospitales y por las familias para que encuentren fortaleza en medio de esta situación. “Hay que orar por la paz, la unidad de esta ciudad. Necesita sanidad nuestra ciudad, queremos orar y ser parte de ese proceso de sanidad. Nuestra comunidad está herida, sufrida, hay tensión, nerviosismo, pero les decimos hay un Dios todopoderoso, vamos a bendecirnos, vamos a olvidarnos de diferencias ahora y vamos a unirnos en un mensaje de paz y unidad que es lo que necesita nuestro pueblo”, señaló González.

Precisamente, destacó que esta tragedia toca de cerca a la comunidad hispana, luego de que las autoridades revelarán los primeros nombres de las víctimas fatales, muchos de origen hispano.

“Los nombres que han empezado a salir son latinos. Ya tengo la confirmación de una persona de Puerto Rico que tenía una persona allí, así que ya nos toca de cerca eso”, dijo el pastor.

Durante el servicio se pidió a los asistentes encender las linternas de sus celulares y los asistentes oraron y cantaron. Muchos lloraron y cerraron sus ojos pidiendo por la paz.

Reinaldo Rodríguez, puertorriqueño de Orlando junto a su esposa Idalia y familia. Ellos oraron por las víctimas y los heridos y por que la paz regrese a Orlando  tras el atentado terrorista en Orlando.
Reinaldo Rodríguez, puertorriqueño de Orlando junto a su esposa Idalia y familia. Ellos oraron por las víctimas y los heridos y por que la paz regrese a Orlando tras el atentado terrorista en Orlando.

Allí, Reinado Rodríguez, de origen puertorriqueño, estaba acompañado de su familia, su esposa Idania y sus dos hijos. Lamentó lo sucedido en nuestra ciudad, que se destacaba por su turismo y magia para los visitantes y residentes.

“Me siento seguro, esto puede pasar en cualquier parte. Solo quiero pedirles a las autoridades que se tomen las medidas de seguridad en los sitios”, dijo Rodríguez.

Mientras, su esposa, que se enteró de la tragedia por las redes sociales al despertar el domingo comentó: “me dio tristeza ver que había tanto heridos y hasta muertos… Me da un poquito de miedo por lo que está sucediendo, que haya más medidas, pero especialmente que se regule la venta de armas”.

El pastor Gabriel Salguero, presidente de la Coalición Nacional de Evangélicos Latinos, destacó la solidaridad en medio de esta crisis, donde la comunidad se unió rápidamente para ir a donar sangre y otros les llevaron comida y agua, entre otros actos solidarios.

“Durante esta crisis vemos la nobleza humana, vemos ángeles. En la iglesia existen para proclamar la paz, la reconciliación. Fue una noche latina donde se cometió esta masacre, la iglesia latina hace acto de presencia para orar por nuestros hermanos. Estamos actuando en solidaridad por la bella ciudad de Orlando y las familias afectadas”, dijo.

El pastor Peter Vivaldi, consternado, manifestó su tristeza de ver que jóvenes hispanos fueron víctimas de esta tragedia que enluta a Orlando, “Es un día muy trágico para nosotros en Orlando, pero hemos visto también como la ciudad se ha unido. Nadie esperaba algo así. Una noche latina, estamos viendo muchos nombres de jóvenes latinos, y eso nos afecta. Hablé con un familiar de su hijo que está en cirugía, y no sabe qué va a pasar. Estamos orando por esas familias. Hay mucho que reflexionar. Este es un acto primero terrorista y de odio. La iglesia latina dice presente para que la comunidad sepa que amamos a todos, y darles la fuerza a los familiares que nos necesitan”.

La iglesia El Calvario ofrecerá consejería gratuita y tiene un equipo de trabajo disponible para atender a la comunidad.