El conservador Partido Popular gana de nuevo las elecciones en España

Tras medio año de negociaciones infructuosas entre las diferentes formaciones políticas, por primera vez en la historia de la democracia española se han tenido que repetir unas elecciones generales.
El conservador Partido Popular gana de nuevo las elecciones en España
Mariano Rajoy, líder del Partido Popular, propone la estabilidad y continuar con las políticas de los últimos cuatro años.
Foto: Getty

Los resultados oficiales señalan que el conservador Partido Popular (PP) ha ganado las elecciones generales celebradas este domingo en España, aunque sin lograr el apoyo suficiente para formar gobierno en solitario.

Con más de un 95% de los votos escrutados, el PP ha logrado 137 escaños de los 350 que conforman el Parlamento español.

Mariano Rajoy Brey, líder del PP, agradeció a todos los miembros del partido tras la publicación de los resultados y dijo que está listo para “defender los intereses de los españoles por encima de cualquier consideración”.

//platform.twitter.com/widgets.js

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se sitúa en segundo lugar con 85.

La mayoría absoluta se logra con 176 escaños.

La coalición emergente de izquierdas Unidos Podemos, liderada por Pablo Iglesias, ocupa la tercera posición con unos 71 escaños, fracasando así en su intento de superar al PSOE y convertirse en la fuerza progresista mayoritaria en España.

PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos fueron los principales competidores en las elecciones del diciembre pasado.

¿Resiste el bipartidismo?

De esta manera el PP habría mejorado sus resultados con respecto a las elecciones generales de diciembre pasado, en las que obtuvo 123 escaños, mientras que el PSOE ha conseguido tan solo 5 escaños menos, cuando las encuestas auguraban una mayor pérdida de apoyos.

LEE TAMBIÉN: España: Cinco diferencias entre las elecciones de este domingo y las de diciembre

Las formaciones emergentes Unidos Podemos y Ciudadanos -esta última habría obtenido unos 32 escaños- tienen el mismo o menos apoyo de los votantes con respecto a hace seis meses.

Analistas en España indican que esto sería una prueba de que la salud del bipartidismo que ha dominado España en las últimas cuatro décadas no es tan mala como se pensaba.

Datos oficiales muestran que la participación en los comicios de este domingo, a los que estaban llamados más de 36 millones de españoles, ha sido significativamente inferior a la de las elecciones generales de diciembre de 2015, que ganó el PP de Mariano Rajoy sin una mayoría suficiente para gobernar.