Tras la polémica, Geraldine Bazán y Gabriel Soto buscan venganza

El actor y su mujer han decidido tomar medidas contra la revista que publicó las imágenes de Soto y Marjorie de Sousa en la playa
Tras la polémica, Geraldine Bazán y Gabriel Soto buscan venganza
Foto: Diario Basta

Geraldine Bazán y Gabriel Soto han interpuesto una demanda contra la editorial de la revista que publicó las fotografías en donde Soto aparecía en actitud muy cariñosa y jugando en la playa con su compañera de obra, Marjorie de Sousa, situación que generó que la pareja viviera momentos complicados en su relación y en su vida familiar.

Geraldine Bazán confirmó que su esposo y ella iniciaron un proceso legal por todo lo que Notmusa ha publicado de sus vidas privadas.

Todas las mentiras que han escrito de mí y de mi familia nos han motivado a tomar esta decisión y por eso ya está una demanda levantada y notificada, no podemos hablar más porque ya está en manos de los abogados, quienes nos han pedido no tocar el tema por cuestiones legales”, dijo Geraldine Bazán.

La rubia recalcó que estas publicaciones han afectado a su familia, al llegar incluso a distorsionar fotografías.

“Gabriel y yo estamos bien, al igual que nuestras hijas y mi familia, pero no se vale que mientan. Mi relación con mi esposo está mejor que nunca, pero nunca se dan cuenta del daño que causan con sus publicaciones”, dijo.

La actriz aseguró que está muy cansada de intentar aclarar las  distintas versiones que ha publicado dicha editorial sobre su relación entre ella y Gabriel Soto.

“Hay cosas que no les tomo importancia porque siempre salen con mentiras que aclararlas desgasta, por eso no hay que hacerle caso a lo que publican”, finalizó.

Cabe recordar que cuando se publicaron las imágenes de su esposo con Marjorie de Sousa en las playas de Cancún, Gabriel Soto se apresuró a pedir perdón públicamente a Geraldine mientras que Sousa insistió en que se trataba solo de juegos entre amigos y compañeros de trabajo y que nunca estuvieron a solas en aquella playa.

“Voy a aclarar algo, primero nunca estuvimos solos en la playa, hace unos días puse fotos en mi Instagram de todo el grupo haciendo meditación que siempre hacemos antes de entrar a escena. Ese día tuvimos un maratón de ocho horas en un camión y la verdad estábamos destruidos, por lo que nos bajamos a la playa todos. Había niños, familias y papás. No soy tan estúpida como para irme a ‘revolcar’ a un lugar público con un hombre casado, no tengo necesidad de eso”, dijo entonces la venezolana.