COLUMNA COMBATE: Golovkin repite el menú de ‘Canelo’

Es muy decepcionante que Golovkin esconda su show y guarde su gran boxeo para 'VIP moments' mientras sube al cuadrilátero ante Brook
COLUMNA COMBATE: Golovkin repite el menú de ‘Canelo’
Gennady Golovkin anunció que peleará con Kell Brook.
Foto: GETTY IMAGES

Cuando todavía buscábamos adjetivos para criticar a ‘Canelo’ Álvarez por su año miserable en el que enfrentó a un peso welter como Amir Khan y se enfrentará a un ignoto Liam Smith en septiembre, nos cruzamos de frente con la noticia de que el aplaudido Gennady Golovkin recurre a la misma receta. La del camino fácil para solventar los gastos sin correr riesgos.

Anunció GGG que peleará con Kell Brook quien es un tremendo y meritorio campeón, invicto además, pero en 147 libras.

Es decir, que cuando esperábamos que el portentoso peleador kazajo limpiara la división de los medianos y aún los supermedianos para darle más volumen a su carrera, decide que es mejor volverse chiquito para cuadrar caja con peleas para exploración de mercados y que se reserva para la eventual batalla multimillonaria ante “Canelo” dentro de quince meses (Otoño de 2017) para finalmente poner su nombre en las carteleras grandes de Las Vegas y hacerse muy rico.

Mala idea. Porque las veleidades entre las que se mueven las decisiones en el boxeo no le aseguran que vaya a pelear con Alvarez y por eso es mala estrategia aferrarse a un plan B para gastarse un año sabático mientras llega la gran noche de todos los millones.

Es muy decepcionante que Golovkin esconda su show y guarde su gran boxeo para ‘VIP moments’ mientras sube al cuadrilátero ante Brook, que puede dar el mismo juego que dio Khan a ‘Canelo’.

Va a vivir hasta que entre la mano pesada de un hombre que está dos categorías más arriba y se acabará todo.

A falta de detalles finales sobre peso y títulos en juego se sabe que pelean el 10 de septiembre en Londres y como es previsible, para no respetar las categorías establecidas en el box, pactarán una payasada en un nivel intermedio. Dirán que Golovkin baja unas libras y que Brook sube otro tanto para nivelar las cosas, aunque el día del combate el kazajo vaya al ring con casi 170 libras.

Pelear con un peso welter prueba que GGG y su equipo valoran en muy poco a su legión de seguidores y peor que eso, que el mérito de sus victorias empieza a ser muy poco.