Padres que quieren clases se enfrentan a maestros en Oaxaca

Maestros disidentes mantienen cerradas 300 escuelas en el estado
Padres que quieren clases se enfrentan a maestros en Oaxaca
Se radicaliza el movimiento magisterial.
Foto: EFE

MÉXICO – Profesores que mantienen cerradas 300 escuelas de Oaxaca comenzaron a enfrentarse en los últimos días con padres de familia que exigen el retorno a clases de sus hijos por considerar que se encuentran en desventaja frente a estudiantes de 12,700 planteles educativos del estado que sí han logrado seguir con el curso escolar de educación básica.

En desventaja además frente a alumnos del resto del país donde las clases han seguido su curso normal y sin presiones de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que se oponen a la Reforma Educativa con la que se evalúa a los docentes y en protesta por el encarcelamiento de sus líderes acusados por la Procuraduría General de la República de fraude, lavado de dinero y de enriquecimiento ilícito.

“No queremos que los maestros mezclen temas personales con la educación de nuestros hijos”, dijo Jetealberto Ríos, presidente del Comité de Padres de Familia frente a las cámaras de televisión locales que llegaron a filmar la disputa aún en el limbo entre profesores y padres por el control de la primaria “Benito Juárez, en el municipio de Santa María del Camino.

Lee también: PGR investiga enfrentamientos en Nochixtlán, Oaxaca

Hechos similares ocurrieron también en la capital del estado, Oaxaca, en la Secundaria Técnica 64 y en el preescolar “Juan Ruíz de Alarcón”, donde hombres encapuchados y armados con palos lograron la semana pasada cerrar por un día las instalaciones.

No es la primera vez que ambas instituciones sobreviven ataques y enfrentamientos de profesores que quieren ver cerradas sus escuelas y sus pares que quieren tenerlas abiertas.

A principios del ciclo escolar 2015-2016, cuando los maestros de la Secundaria 64 se disponían a parar clases para atender el llamado del sindicato, padres y jóvenes se presentaron en las aulas y los obligaron a dar clases. “Queremos decir que todos los días que marca el calendario escolar vamos a traer a nuestros hijos”, advirtió Juan Tomás López, presidente de la Asociación de Padres de Familia.

“La lucha original de lograr derechos sindicales se fue desvirtuando: hoy es puro dinero”, precisó Alba Elena Díaz, directora del jardín de niños “Juan Ruíz de Alarcón” para explicar por qué se opone a las presiones del sindicato para que dejen de dar clases.

Lee también: Gobierno mexicano cede y reanuda diálogo con maestros disidentes

En otros pueblos como San Miguel del Puerto, en la costa, los padres optaron por una amenaza directa a la CNTE: si cierran las aulas se van del pueblo y del municipio directamente. Ahí sí hay clases.