En 2015, la Policía de Los Ángeles mató a 21 personas

Y a mediados de 2016, aún a la espera de estadísticas preliminares, parece que esa tendencia continúa
En 2015, la Policía de Los Ángeles mató a 21 personas
Tras la muerte de sospechosos a manos de la Policía, decenas de protestas que piden un alto al fuego se han desatado en EEUU.
Foto: Getty Images

Los agentes de la Policía de Los Ángeles (LAPD) descargaron sus armas en 48 tiroteos durante el 2015, lo que significó un alarmante incremento del 60% comparado con el año anterior.

En la mayoría de esas balaceras su puntería no falló, resultando en la muerte de 21 sospechosos. Y a mediados de 2016, aún a la espera de estadísticas preliminares, parece que esa tendencia continúa.

La tarde de este jueves, en un tranquilo callejón de City Terrace ocurrió el incidente más reciente: una persecución policiaca en auto concluyó con un agente implicado en la muerte de un hombre.

El LAPD reporta que un coche blanco lideró una persecución policiaca por una colina de City Terrace, en el noreste angelino, y que concluyó en un callejón de la cuadra 1200 de la Atwood Place. Ahí el sujeto detuvo el auto, un sedan de color blanco, descendió de éste y fue baleado por los uniformados.

El hombre, cuya identidad aún se desconoce, murió más tarde en un hospital. Las autoridades afirman que un arma fue decomisada en la escena, aunque se desconoce si con ésta amenazó a los agentes.

“He vivido aquí 48 años y nunca había pasado nada. Allá abajo se oyen balazos y gente que pelea, pero hace tiempo que se calmó”, dijo una vecina del callejón, donde se colocó una veladora blanca.

Más casos que avivan los ánimos

Este tiroteo se presentó solo tres días después de que un intercambio de balas cobrara la vida de un joven afroamericano y dejara herido a un policía en Watts, que integra el violento Sur de Los Ángeles, donde se registró el 60% de todos los asesinatos ocurridos en esta ciudad en el primer semestre del año.

Estos incidentes siguen atizando las tensiones entre las agencias del orden y algunos residentes.

“Tenía las manos arriba y le dispararon”, contaba Keisha Braz sobre la cuestionada muerte del joven afroamericano en Watts el pasado lunes, que ocurrió frente a su casa. “La Policía no nos protege. Es terrible. He perdido a muchos conocidos aquí y no solo pasa en Watts, en Compton, por todos lados”, agregó.

Siguiendo su política después de que sus agentes usan sus armas, el LAPD investiga este incidente.

A principios de marzo, el jefe del LAPD, Charlie Beck, presentó un informe sobre el uso de fuerza en 2015 con la promesa de usar la frialdad de esos números para modificar las tácticas de la corporación.

“Este análisis y cantidad de información sin precedentes ayudarán a que el LAPD continuamente mejore nuestro esfuerzo de preservar la vida y proteger a la comunidad”, dijo Beck.

Pero cuatro meses después una sorpresiva emboscada en Dallas, Texas, en la que fueron asesinados cinco policías, en presunta represalia por las cuestionadas muertes de afroamericanos, puso al LAPD en estado de alerta. El tono subió tras los homicidios de tres policías esta vez en Baton Rouge, Louisiana.

La respuesta de la agencia ha sido establecer más sobrevuelos de helicópteros, patrullajes reforzados con agentes de élite y someter las llamadas de emergencia a un proceso de escrutinio.

“Tengan cuidado”, expresa Beck en un video que siguen viendo los 10,000 elementos bajo su mando. “Cuiden su espalda. Cuídense unos a otros”, aconseja.

LOS ANGELES, CA - MARCH 3: Protesters at Los Angeles Police Department Headquarters rally to express their anger over the fatal police shooting of an unarmed homeless man on March 3, 2015 in Los Angeles, California. Police say the homeless man, known by acquaintances as Africa, was shot dead by officers when he allegedly reached for the gun of one of several officers wrestling to the ground by his sidewalk tent. Amateur video of the controversial incident has been widely viewed over the internet (Photo by David McNew/Getty Images)
Activistas en Los Ángeles exigen cese a violencia policial. (Foto: David McNew/Getty Images)

Ataques a la autoridad en cifras alarmantes

Al cierre de esta edición no había cifras disponibles sobre ataques físicos y armados contra elementos del LAPD este año. El reporte que publicó el departamento en marzo expone que hubo 14 agentes heridos en tiroteos en 2015, un brinco del 64% comparando los cinco lesionados un año anterior.

Al momento, la única cifra disponible es del ámbito nacional y es alarmante. En lo que va del año han muerto por armas de fuego más de 30 agentes del orden en todo el país, un aumento del 78% respecto al 2015, según datos preliminares del Fondo Nacional para el Memorial de Oficiales del Orden.

En esa lista se agrega el agente de tácticas especiales de la Policía de San Diego que este viernes perdió la vida en un operativo.

En 2015, 18 fallecimientos por arma de fuego enlutaron enlutaron las agencias policiacas.

Mientras que este año, las emboscadas (en las que se incluyen la de Dallas y Baton Rouge) cobraron la vida de 14 agentes, siendo la principal causa de muerte.

Por otro lado, ha crecido la desconfianza del público respecto a quienes vigilan sus vecindarios. Un sondeo de Gallup de 2015 sobre la actitud de los estadounidenses hacia la Policía reveló que sólo el 52% de los encuestados expresó confianza hacia los agentes, el índice más bajo desde 1993.

La Policía angelina comisionó su propio cuestionario y salió bien parada. El 73% de los más de 2,000 encuestados aprobó el trabajo del LAPD y el 69% dijo que cree que sus agentes son honestos. “Estoy muy orgulloso de mis policías”, expresó Beck luego de mostrar los resultados del sondeo.