La Opinión apoya la Proposición 58

El aprender bien el inglés abre las oportunidades a los jóvenes de triunfar en este país

La Opinión apoya la Proposición 58
Los votantes no siempre entienden a fondo por lo que están votando.
Foto: Getty Images

La educación de 1.4 millones de alumnos clasificados como aprendices de inglés es vital para la fuerza laboral del futuro de California. El aprender bien el inglés abre las oportunidades de estos jóvenes de triunfar en este país. La meta es que aprendan los dos idiomas porque el mundo globalizado exige una comunicación más allá del lenguaje nacional. Si está de acuerdo con esto, vote sí en la Proposición 58.

La iniciativa electoral California Multicultural Act tiene el fin de cambiar la Proposición 227, que fue aprobada en 1998 por los votantes para eliminar la educación bilingüe que se impartía en las escuelas públicas. La frustración con esta enseñanza que parecía no dar buenos resultados junto a los resabios políticos que quedaban desde la Proposición 187, instauraron un sistema de inmersión en inglés protegida.

Los resultados no fueron los esperados. La mejoría prometida no se produjo y los tiempos cambiaron mucho en casi 20 años. Hoy hay más opciones en el panorama educativo que antes, por ejemplo las escuelas charter, se está comprobando otras maneras más eficientes para la enseñanza de idiomas y hoy predomina en la sociedad una visión más global que en la década de los noventas.

La Proposición 58 rompe las ataduras que tenía a los niños aprendices de ingles separados del resto, para ser enseñados exclusivamente en ese idioma, en nombre del sistema inmersión en inglés protegida. La iniciativa impulsada por el senador demócrata Ricardo Lara expande opciones, como el sistema de inmersión dual, y da un importante control local.

Esta inmersión alienta la enseñanza de dos idiomas al mismo tiempo. El aprendizaje del inglés es mejor a través de estos programas que la inmersión exclusiva en inglés. Un estudio de la Universidad de Stanford mostró que a largo plazo la inmersión dual es más beneficiosa que la inmersión en inglés- de la Proposición 227- para el rendimiento académico.

Estos programas ya existen en algunos distritos escolares como en Glendale, que tiene siete programas de inmersión dual de idiomas que van desde el armenio, al coreano, del francés al español y del japonés al alemán. Su uso ya no es exclusivo por comunidades migrantes, sino por estadounidenses que ven la importancia de que sus hijos aprendan otros idiomas. El gran desafío es hallar suficientes maestros bilingües.

La Proposición 58 es un cambio necesario y positivo en la educación estatal para mejorar el aprendizaje de inglés para los niños inmigrantes.