Yankees sin A-Rod: un día después

Los Bombarderos borran oficialmente a Alex Rodríguez y ascienden a dos prospetos bajo el espíritu del título el '96

La última imagen de Alex Rodríguez no va a ser caminando lloroso con sus hijas sobre el Yankee Stadium, ni despidiéndose del público con la gorra en alto como lo hicieran Lou Gehrig y Babe Ruth. No. Ese no será el último recuerdo que guarden los aficionados de El Bronx.

La última foto de A-Rod será su doble impulsador en la primera entrada ante Chris Archer y que trajo a home a Brett Gardner. Lo van a recordar con el bate en la mano porque a los bateadores se les recuerda bateando.

Otra cosa será aquel desfile de hechos y situaciones del antes y el después de la despedida.

Lo que era una tarde calurosa y humeda como pocas en este verano no detuvo aquel desfile de seguidores con la camiseta del 13 de los Yankees: Rodríguez.

Así y después de que la tarde de calor se transformara en un aguacero tremendo en pleno homenaje de los Yankees al desnostado A-Rod, las camisetas se transformaron en gritos de unos aficionados que pagaron un boleto más caro de lo habitual (por la reventa), para enviar el mensaje de que hay muchas cosas peores que A-Rod en los Yankees.

Asombroso, pero cierto.Los aficionados le recordaron a los herederos Steinbrenner que estaban echando del equipo a un jugador que, -para sorpresa de muchos- lo valoran y lo quieren mucho más de lo que a priori se creía. Eso es parte del recuento del día de la depedida de Alex Rodríguez.

Cuando eres el tipo que toma decisiones sobre quien juega… pueden haber esas reacciones“, dijo Girardi.

“Yo sé que hay gente que piensa que yo quise tomar decisiones negativas”, dijo. “Pero eso no es verdad. Yo tengo un corazón muy grande”.

UN DIA DESPUES

Ya este viernes y para dar valor a lo visto y juzgado los mandones de los Yankees produjeron dos hechos importantes que están directamente conectados la despedida de Alex Rodríguez.

Ya dejado en libertad –de manera oficial: fuera- ayer en la tarde subieron al primer equipo al cotizado prospecto Aaron Judge quien será el jardinero derecho titular (el puesto que tuvo Carlos Beltrán) y a Tyler Austin quien, a la salida de Mark Teixeira, será el dueño de la primera base.

El mensaje enviado dictaba que sin la molesta presencia de Alex Rodríguez en el roster era posible maniobrar para mejorar el equipo.

Luego y porque así se hizo coincidir, en la antesala del juego ayer ante los Rays, se presentó el homenaje a los campeones de la Serie Mundial de 1986.

El primer título que fue piedra angular de la dinastía de Joe Torre y con ello un desfile de nombres de leyenda como Derek Jeter, Mariano Rivera, Jorge Posada, Darryl Strawberry, Andy Pettitte y Bernie Williams entre otros.

Una manera de que no quedaran ni huellas del día de la despedida de Alex Rodríguez.

Los aficionados seguían a distancia intentando disfrutar el juego que les iba a llenar el día, sin muchos detalles -frente a sus ojos- de una temporada perdida. A distancia se mantenía el eco firme con la voz irrompible de Sinatra y su inmortal New York-New York como sonaba la noche del viernes doce, cuando se fue el trece.