Orlando Ortega, el cubano adoptado que dio a España una medalla 12 años después

El nacido en Artemisa rechazó festejar con una bandera cubana, un gesto de gratitud para el país que lo arropó hace tres años

“La plata liberadora de Orlando Ortega”, tituló la el diario más importante de España El País en su sitio web sobre la medalla de plata conseguida por el cubano naturalizado español en los 110 metros con vallas en Río de Janeiro. 

El diario destacó que tras las carrera, alguien de la grada le ofreció una bandera cubana, pero el atleta de 25 años dio la espalda y siguió buscando hasta encontrar una bandera española, con la cual se cobijó así como lo cobijó el país europeo hace tres años.

VIDEO: ¡Increíble! era el campeón olímpico y le pusieron un cero tras un pésimo clavado

Río 2016: Atleta francés se queja del comportamiento del público brasileño

Video: El sexy ‘bailecito’ de la australiana Michelle Jenneke fue flor de un día en Río 2016

“Prometí antes de salir que iba a dar los mejor de mí y he dejado la piel por España, esta medalla de plata me sabe a oro con récord mundial”, dijo Ortega, quien es nacido en Artemisa, Cuba, y quele dio al atletismo español su primera medalla olímpica desde Atenas 2004 y lo interpretó como una forma de agradecer al país que lo adoptó cuando decidió emigrar en el 2013 para tener mejores oportunidades como persona y como atleta.

Lo mejor de la plata de Ortega en imágenes

“He pasado tres años duros, he tenido que aguantar mucha presión porque no supe hasta último momento si iba a venir a los Juegos o no”, dijo entre lágrimas en referencia al proceso que debió seguir para recibir el pasaporte español y luego para recibir la autorización para competir por España.

Envuelto en la bandera española, el corredor dijo que lo más difícil de ser emigrado es estar lejos de la familia y aunque reconoció no negar sus raíces cubanas, se declaró español con gustos españoles.

“Cuando llegue a casa me comeré una paella, pero de carne porque no me gusta el pescado”, dijo el atleta, que por la emoción dijo que “esta noche no duermo”, al igual que todo un país que lo ha adoptado.

Con información de EFE