“Golpe a la investigación” a dos años de las desaparición de los 43 normalistas: padres

Las familias habían solicitado la renuncia debido a las "irregularidades" en la investigación

“Golpe a la investigación” a dos años de las desaparición de los 43 normalistas: padres
Los padres de los desaparecidos de Ayotzinapa piden cárcel para Zerón.
Foto: EFE

Las familias de los 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa desaparecidos hace dos años, miran cada vez más lejana la posibilidad de que un día se aclaren los hechos y menos aún desde que el presidente Enrique Peña Nieto nombró Secretario del Consejo de Seguridad Nacional al principal investigador del caso y uno de los funcionarios más cuestionados por su desempeño: Tomás Zerón.

“Es una burla para los mexicanos”, dijo Mario César González, uno de los padres de familia que viajó desde Guerrero a la Ciudad de México para manifestar su inconformidad por el nombramiento oficial.

Zerón fue desde 2013 y hasta el jueves pasado director en jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República (PGR) y tuvo en sus manos uno de los mayores retos en materia de justicia de la administración de Peña: averiguar qué fue lo que pasó antes, después y durante la noche del 26 de septiembre en que un grupo del narcotráfico y la policía de la ciudad de Iguala, Guerrero, se hicieron uno para raptar a los estudiantes.

Pero la conclusión a la que llegó, tras varios meses, no satisfizo a los familiares de las víctimas que nunca creyeron que los muchachos fueron incinerados en un basurero del municipio de Cocula y luego arrojados al Río San Juan.

Posteriormente, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes denunció que los investigadores del gobierno, encabezados por Zerón, manipularon las evidencias y cuestionaron que la veracidad de las conclusiones.

“Para nosotros eso de manipular evidencia merece cárcel y en cambio, Peña Nieto premia a Zerón con un cargo más alto”, lamentó González. “Eso es indignante y nos sentimos desesperados”.

Cristina Bautista, otra de las madres afectadas, pidió al mandatario mexicano recapacitar y sancionar al funcionario. “Él (Peña) dijo en una reunión que se topara con quien se topara iba a actuar y como se topó con su amigo le dio un premio”.

Tomás Zerón, licenciado en administración industrial con un postgrado en administración pública, es parte del equipo de trabajo del presidente mexicano desde que este era gobernador del Estado de México y desde entonces, ha sido cuestionado por su desempeño en trabajos de investigación criminal de alto impacto en la opinión pública como la muerte de una niña discapacitada.

“Ahora, hay dos peritajes que sostienen que los hechos del basurero y del Río San Juan no existieron y que hubo manipulación por parte de las autoridades y por ello, se abrió una investigación que debió cesar a Zeron, ¿cómo es posible que le den otro cargo?”, cuestionó Mario Patrón, del Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez”.