El condado de Orange tiene una idea para albergar a sus ‘homeless’, y ¿Los Ángeles?

Una iniciativa en el condado de Orange recicla los contenedores como un complejo de apartamentos para ayudar a reducir el número de personas sin hogar
El condado de Orange tiene una idea para albergar a sus ‘homeless’, y ¿Los Ángeles?
El complejo proyectado, de 16 viviendas construidas con contenedores, acogerá a veteranos de guerra sin hogar.
Foto: Cortesía/AFH

American Family Housing, una organización sin ánimo de lucro, es la autora de una original y prometedora idea que aprovecha las viviendas modulares, el reciclaje y la creatividad para ofrecer una solución económica e innovadora al acuciante problema de las personas sin hogar en el área de Orange County.

El proyecto se llama Potter’s Lane, un complejo de dos pisos de apartamentos fabricados mediante viejos contenedores de carga y ubicado en Midway City. El miércoles llegaron los primeros 14 de un total de 54 contenedores de acero, que en su día fueron empleados para transportar mercancías a China, y que ahora serán transformados en residencias para veteranos sin hogar.

Cada unidad ha sido diseñada por arquitectos de la School of Visual Arts, tendrá 480 pies cuadrados y estará hecha a partir de 3 contenedores de 8 por 20 pies cada uno que serán transformados en un dormitorio y comedor, una cocina y un baño. Además, se insertarán grandes ventanas en dos paredes para proporcionar luz a la vivienda y que se parezca a un apartamento tradicional.

Potter's Lane será una solución residencial innovadora, rápida y viable (Foto: AFH)
Potter’s Lane será una solución residencial innovadora, rápida y viable (Foto: AFH)

Un total de 16 viviendas integrarán el complejo, que contará asimismo con un jardín exterior para la recreación e interacción de la pequeña comunidad. Además, los apartamentos incorporarán tecnologías eco-friendly.

//platform.twitter.com/widgets.js

Para alquilar un apartamento, los inquilinos pagarán un 30% de sus ingresos. Aquellos que no tengan comenzarán pagando $0, pero una vez soliciten vivienda en Potter’s Lane contarán con la ayuda de un asesor para solicitar subvenciones públicas a las que tengan derecho por su servicio militar o por discapacidad.

El primer modelo que se construyó llevó unos nueve meses, mucho menos del tiempo normal de construcción, estimado entre dos y tres años. Se espera que las viviendas estén terminadas hacia finales de año, para que los nuevos inquilinos puedan instalarse a principios de 2017. El coste inicial del proyecto era de $1,900 millones, aunque la organización ha decidido esperar a la finalización para dar a conocer el coste final.

Los Angeles Times ha compartido un vídeo que muestra las labores de construcción del complejo, que ya están en marcha.

American Family Housing acepta donaciones para contribuir a financiar el proyecto y proveer las viviendas con mobiliario y otros servicios. De momento han recaudado en torno a $450,000 de su meta de $1 millón.

La organización espera que Potter's Lane siente un precedente para más proyectos de viviendas asequibles (Foto: AFH)
La organización espera que Potter’s Lane siente un precedente para más proyectos de viviendas asequibles (Foto: AFH)

Este proyecto es el primero de su clase, defiende la presidente de American Family Housing Donna Gallup, que recalca que será mucho más rápido de construir que las viviendas tradicionales y que servirá para iniciar una tendencia que haga frente al problema de los veteranos sin hogar, cuyo número se ha incrementado en el condado de Orange en los últimos tiempos.

Dieciséis viviendas son un pequeño paso para empezar a combatir el problema, pero la rapidez y viabilidad del proyecto asientan un nuevo acercamiento al problema de las personas sin hogar, y puede sentar el precedente de soluciones efectivas y permanentes.

El número de personas viviendo en la calle en Orange County se ha incrementado en un 5%, aproximadamente unas 2000 personas, en los útimos dos años. En general, el problema de las personas sin hogar es uno de los más acuciantes a los que se enfrenta toda California: según los recientes datos del Censo, el número de sintecho en toda California supera los 115.000, esto es, el 20.6% de los habitantes –el porcentaje más alto de Estados Unidos.

¿Y Los Ángeles?

Los Ángeles es, además, la ciudad con más pobres de todo el país. En esta ciudad se puso en macha en 2015 My Tiny House Project L.A. (MYTHPLA), un proyecto que, como Potter’s Lane, busca proporcionar hogares asequibles y dignos a las personas que vivían en la calle. El joven marine que fue asesinado recientemente, Carlos Segovia, colaboraba con esta organización.

Las microviviendas construidas por Elvis Summers, un vecino de South L.A., ofrecen un pequeño pero seguro espacio a las personas sin hogar. En este caso no están planteadas como una residencia permanente sino como una solución rápida y efectiva que permita a las personas aspirar a una vivienda más estable en el futuro.

Elvis Summers (izda.) ideó unas coloridas microviviendas que sacaran de forma casi inmediatamente a las personas de la calle (Foto: MYTHPLA via Facebook)
Elvis Summers (izda.) ideó unas coloridas microviviendas que sacaran de forma casi inmediata a las personas de la calle (Foto: MYTHPLA via Facebook)

El proyecto se topó con una serie de trabas por parte del ayuntamiento, que confiscó tres de las casitas por considerarlas no aptas par ser habitadas y que, aunque las devolvió tras la presión pública y mediática, ha establecido que solo pueden ocupar terreno privado. La organización está buscando ahora financiación y espacios en los que poder instalar legalmente las casitas y construir también baños, lavanderías y jardines comunitarios.

También en San Francisco está proyectada la construcción de viviendas que, al igual que Potter’s Lane, aprovecharán contenedores de carga para construir nuevos espacios habitables. El proyecto es más ambicioso que el de AFH en Midway City —está contemplada la construcción de 200 apartamentos- pero también se está enfrentando a más problemas.

Patrick Kennedy, propietario de la empresa Panoramic Interests especializada en la construcción de microapartamentos, ideó  un proyecto que, a base de utilizar contenedores reciclados, reducía los costes de producción y el tiempo de construcción de pequeñas viviendas que alojarían a personas sin hogar.

Una serie de trabas administrativas (quejas porque las unidades serían construidas en China, negativas a que se emplacen en terreno público…) han hecho que todavía no se de luz verde al proyecto, pero Kennedy planea exhibir a partir del 21 de octubre un modelo completo de microapartamento enfrente de sus oficinas para animar a avanzar las negociaciones.

Patrick Kennedy planea la construcción de un bloque de 200 viviendas, y dice que podría construir muchas más rápidamente por toda la ciudad (Foto: Panoramic Interests)
Patrick Kennedy planea la construcción de un bloque de 200 viviendas, y dice que podría construir muchas más rápidamente por toda la ciudad (Foto: Panoramic Interests)

Las viviendas tendrían un coste de producción de aproximadamente $200.000 cada una, la mitad del habitual, y estarían construidas en unos nueve meses, mientras que un bloque de apartamentos convencional podría llevar hasta 5 años. 200 microunidades de 160 pies cuadrados cada una integrarían un edificio de 8 plantas, que en un principio Kennedy había proyectado sobre un aparcamiento en Highway 101 y Cesar Chavez Street. La ciudad de San Francisco las alquilaría por $1000 al mes para cederlas a personas sin hogar.

La iniciativa de Kennedy también podría trasladarse a Los Ángeles, ya que el director del programa de alojamiento para la población sin hogar del Los Angeles Department of Health Services, Marc Trotz, ha mantenido conversaciones con Kennedy para incorporar sus microapartamentos modulares a su plan de construir hasta 10.000 viviendas sociales en el condado durante los próximos años.

También en San Francisco otra organización, Community Housing Partnership, proyecta una posible solución al problema de las personas sin hogar por medio de la construcción de pequeñas y económicas viviendas, en este caso de madera (y hechas en Idaho, para evitar problemas). El complejo ideado tendría 100 viviendas, que serían un poco más costosas y lentas de construir al estar hechas de madera.