De 1946 a 1956: década de detención y paz

Así fue cómo las páginas impresas de La Opinión cubrieron la década
De 1946 a 1956: década de detención y paz
Personas se tocan las manos en la valla fronteriza entre Tijuana en México y San Diego en EEUU, el 14 de diciembre de 2013, durante la "Posada Sin Fronteras", un acto sobre el drama de la separación de familias a causa de las deportaciones.
Foto: EFE

El tema de las deportaciones de inmigrantes mexicanos ha sido un tema recurrente en la cobertura del diario La Opinión.

La Opinión celebra sus 90 años. Haz clic para leer cómo.

En enero de 1948, el diario hispano reportó que 2,000 mexicanos eran deportados de California mensualmente. En ese entonces, William A. Carmichael era el Director de inmigración del distrito.

Según el artículo del diario, en unas pocas horas, arrestaron a 30 extranjeros tratando de entrar al país ilegalmente. Carmichael proyectó que ese número iba subir a 100. La mayor parte de los detenidos eran de nacionalidad mexicana, pero también había europeos.

No sólo detenían a quienes cruzaban la frontera sino también a los que ya estaban viviendo en California. Carmichael reveló que en ese momento estaban recogiendo a los que, “tengan certificados de nacimiento falsos, mostrando que son oriundos de los EEUU, y que ya sus agentes están tratando de localizar a quienes proporcionan esos certificados”.

Este artículo publicado hace más de 50 años es todavía una realidad y los problemas de inmigración aún persisten.


La Opinión: de 1946 – 1956


Tiempo de paz

La guerra fría de EEUU, Corea y Sudcorea estaba por acabarse pero todavía faltaba un caso por resolver. Los negociadores aliados y los comunistas firmaron el lunes 8 de 1953, un convenio sobre el canje de prisioneros de guerra. Estas firmas serían el último obstáculo para terminar el tratado con Corea y para concluir la guerra.

Una provisión del trato era que no obligarían a los prisioneros a regresar a su patria. El trato decía, “No se podrá emplear ninguna amenaza de fuerza contra los prisioneros de guerra, para impedir o efectuar su repatriación”.

El sábado 13 de junio, Sudcorea aceptó la paz pero nunca aceptó el armisticio. La Opinión reportó dicha posición “de transición” del presidente sudcoreano Syngman Rhee.