El robo a Kim Kardashian podría haber sido obra de un ‘trabajo interno’

La policía sospecharía que los asaltantes contaban con información de primera mano y sabían que esa noche Kim no estaría acompañada de sus guardaespaldas

Los delincuentes huyeron con joyas valoradas en varios millones de dólares.
Los delincuentes huyeron con joyas valoradas en varios millones de dólares.
Foto: bang entertainment news

Las fuerzas de seguridad encargadas de investigar el robo que tuvo lugar la madrugada del domingo al lunes en el lujoso apartamento de París donde se alojaba Kim Kardashian sospechan que los cinco asaltantes armados, que ataron y amordazaron a la estrella antes de huir con joyas valoradas en varios millones de dólares, sabían que no estaría acompañada por sus guardaespaldas esa noche.

Ahora las autoridades están interrogando a varias personas que han formado parte anteriormente del equipo de seguridad de la celebridad y al personal del exclusivo alojamiento, además de investigar el historial de llamadas telefónicas de todos ellos, al sospechar que los ladrones contaban con ayuda interna para planear el golpe y sabían que el guardaespaldas habitual de Kim se encontraba en ese momento escoltando a sus hermanas Kourtney y Kendall.

La policía francesa sospecha que los cinco supuestos ladrones estaban en contacto con su equipo de seguridad y les dieron un soplo acerca de sus planes. Sabían que Kim iba a estar sola. Todo lo que tenían que hacer era ponerse en contacto con alguien del hotel. Ya han tenido problemas con algunos de los trabajadores anteriormente. También quiere hablar con los guardaespaldas que trabajaron para Kim a principios de esta semana”, explica ahora un informante al periódico New York Post.

This guy is always in my shot!

Una foto publicada por Kim Kardashian West (@kimkardashian) el 2 de Oct de 2016 a la(s) 10:24 PDT

Los cinco hombres se disfrazaron de policías para conseguir acceso al edificio de apartamentos -muy popular entre actores y otros rostros conocidos- y una vez dentro amenazaron a punta de pistola al conserje para que les condujera hasta el apartamento de Kim, para después atarle y encerrarle en un armario. Sin embargo, los agentes a cargo de la investigación sospechan que todo eso podría haber sido un montaje para borrar cualquier rastro de otros involucrados en el robo.

Hicieron varias cosas que parecían muy poco profesionales, como si las hubiesen escenificado“, añade.

  • Kim Kardashian pensó que querían violarla
  • Los ladrones huyeron a pie y en bicicletas del lugar de los hechos, y gran parte del incidente fue grabado por las cámaras de seguridad del lugar.

    Horas después del robo, la estrellas de telerrealidad abandonó Francia en un jet privado para reunirse con su marido, el rapero Kanye West, en Nueva York.