Bumgarner hizo lo de siempre, Familia falló y los Gigantes eliminaron a los Mets

El relevista dominicano, líder de juegos salvados en la temporada botó el gran trabajo de Syndergaard en el juego de comodines de la Liga Nacional

Conor Gillaspie recorre eufórico las bases tras conectar un jonrón de tres carreras en la novena entrada para que los Gigantes avanzaran sobre Mets en los playoffs de la Liga Nacional.
Conor Gillaspie recorre eufórico las bases tras conectar un jonrón de tres carreras en la novena entrada para que los Gigantes avanzaran sobre Mets en los playoffs de la Liga Nacional.
Foto: Getty Images

Los Mets cumplieron la noche del miércoles el plan perfecto durante ocho entradas, pero un solo parpadeo de su cerrador Jeurys Familia en la novena enterró la ilusión del equipo, que perdió de manera estrepitosa 3-0 ante los Gigantes de San Francisco por un jonrón de tres carreras de Conor Gillaspie y se despidió de la postemporada.

Fue un juegazo con dos protagonistas como Noah Syndergaard y Madison Bumgarner, quienes dictaron cátedra desde el montículo y llenaron las expectativas sobre todo lo que se esperaba de ellos.

El plan del manager Terry Collins de conseguir que Syndergaard mantuviera a los Mets en el juego se cumplía luego de cuatro innings porque el rubio cuajaba una actuación soberbia en la que los bateadores de Gigantes habían desfilado sin batearle un hit. Lo malo era que la segunda parte del plan, que era desgastar a Bumgarner para que ya no estuviera en la octava y novena entradas, se venía abajo porque el zurdo economizaba al extremo y había atendido cuatro entradas con sólo 25 pitcheos.

Era un festival de pitcheo con dos lanzadors de élite que no daban ventajas. Es cierto que en la quinta de nuevo los Mets fueron al ataque y con la parte baja del lineup buscaron hacer daño. T.J. Rivera abrió con doble y Jay Bruce, en el duelo zurdo contra zurdo sin outs, buscaba la consagración, pero se fue ponchado y vino René Rivera, que se puso en 3 y 2. Sacaron por out de selección al otro Rivera, pero René se fue hasta segunda con dos outs. Pasaron a James Loney por cuatro bolas malas y esperaron a Syndergaard para hacer el tercer out. La estrategia fue perfecta y “Thor” se fue por la vía del ponche.

Los Mets habían bateado tres imparables a “MadBum” y los Gigantes apenas lo intentaban cuando Denard Span, primero en el turno al bate, le dañó el sin hit a Syndergaard con un imparable a espalda del campo corto.

Syndergaard se fue con siete entradas impecables en las que admitió dos hits, sin carreras, dio tres boletos y fusiló a 10.

El juego seguía 0-0 en la novena entrada y Jeurys Familia, el mejor cerrador de la Liga Nacional, se hizo cargo, pero Brandon Crawford lo recibió con tremendo doble que, en ese momento y sin outs, podía significar la victoria.

El cerrojero dominicano lo intentó. Primero ponchó a Ángel Pagán, pero enseguida le dio boleto a Joe Panik. Y con un solo out los Gigantes tenían dos hombres en bases en la novena. Gillaspie, un tercera base que había bateado seis jonrones en toda la temporada, vio la recta de Familia y la devolvió por arriba de la cerca derecha para poner un 3-0 inclemente que enterró de un solo sacudón el sueño de los Mets.

  • José Fernández regresa al lugar donde murió: sus cenizas fueron arrojadas al mar
  • Ya estaba Sergio Romo listo para entrar en el juego, pero con la ventaja de tres carreras, Bruce Bochy decidió que el mismo Bumgarner lo cerraba y así se aventó el juego completo y llevó a San Francisco a la victoria y a sus récords la blanqueada. Fueron solo cuatro hits, seis ponches y dos bases por bolas.