Sindicato cancela huelga de funcionarios convocada para el lunes

El estado había intentado que un juez impidiese que unos 6,000 trabajadores considerados esenciales participaran
Sindicato cancela huelga de funcionarios convocada para el lunes
El sindicato SEIU Local 1000 y el Gobierno no consiguen llegar a un acuerdo en la negociación de los nuevos contratos de los empleados del estado, sobre todo en lo relativo al aumento salarial.
Foto: SEIU Local 1000

La unión Service Employees International Union (SEIU) Local 1000 anunció el viernes que se ha desconvocado la huelga que habían previsto para el lunes y a la que habían llamado a participar a los casi 100,000 trabajadores que representan.

El aviso llegó poco después de que el juez Raymond Cadei de la Corte Superior del condado de Sacramento decidiera no intervenir pese a las reclamaciones del estado.

La Junta de Relaciones de Empleo Público de California había solicitado que Cadei impidiera que unos 6,000 trabajadores del estado afiliados al sindicato hicieran huelga, ya que consideraban que eran esenciales para la salud y la seguridad públicas y por eso no debía permitírseles que dejasen de ir a sus puestos de trabajo ese día.

Entre ellos se incluían enfermeros, cocineros y alguaciles que trabajan en hospitales psiquiáticos del estado, prisiones, residencias para veteranos, centros de atención para personas con discapacidad y escuelas para ciegos y sordos.

SEIU defiende los intereses de los funcionarios en nueve de las 21 unidades de negociación del estado para la renovación de contratos, incluyendo al personal administrativo, sanitario y a los profesores.

Ante la falta de acuerdo, SEIU había convocado a todos sus afiliados (unos 95,000) a una huelga en bloque de 24 horas el próximo día 5. Las autoridades estatales denunciaban que el contrato de la unión prohíbe que realicen una huelga, pero desde el sindicato acusan al estado de negociar de mala fe y sostenían que en este caso la prohibición no se aplica.

El motivo de la disputa es el aumento de salario de los trabajadores. El estado les ha ofrecido una subida del 12% a lo largo de los próximos cuatro años, pero portavoces de SEIU consideran que ese aumento del 3% anual  se contrarresta con la contribución del 3.5% que tienen que hacer los trabajadores a la cobertura sanitaria de los empleados jubilados y creen que el estado se puede permitir pagar más.

Al anunciar la cancelación de la huelga, el sindicato indicó que se habían reunido con los negociadores de la junta y que sentían que ambos habían encontrado un camino hacia delante, aunque no se ha dado a conocer qué avances se han producido en la negociación de salarios.