La policía investiga una sustancia sospechosa en residencia de Irvine solo para descubrir que es tiza

Se pensó que habían topado con un laboratorio ilegal de drogas después de que dos agentes enfermaran tras aspirar un polvo blanco
La policía investiga una sustancia sospechosa en residencia de Irvine solo para descubrir que es tiza
La policía respondió a un aviso por robo en un domicilio y se encontraron la casa inundada de un polvo que causó mareos a dos agentes.
Foto: FOX 11 Los Angeles/Twitter

Dos policías de Irvine fueron hospitalizados después de responder a un aviso por robo en un domicilio de Irvine la noche del lunes.

Los agentes llegaron hacia las 11:00 p.m. del lunes a la vivienda, ubicada en el número 40 de Gardenpath en la comunidad cerrada de Turtle Ridge. El propio dueño les había alertado porque sospechaba que alguien había allanado su casa.

Cuando entraron al interior, los agentes lo encontraron inundado de una sustancia blanca que les causó un gran malestar con mareos y náuseas, hasta el punto de que tuvieron que ser llevados a un centro médico cercano. Ambos ya han recibido el alta médica.

Las autoridades pensaron entonces que dentro del domicilio podía haber un laboratorio ilegal de drogas y detuvieron al propietario, que se mostró evasivo y no supo explicar a ciencia cierta de qué se trataba el polvo.

Los bomberos del condado de Orange enviaron sobre la medianoche un equipo de respuesta a sustancias peligrosas y como precaución se acordonó la zona y se evacuaron tres residencias cercanas, mientras los especialistas estudiaban el domicilio y hacían pruebas para determinar qué había hecho enfermar a los agentes.

Después de varias horas, los análisis mostraron que la sustancia no suponía un riesgo químico y que probablemente se trate de tiza. Al parecer el dueño de la vivienda es un ávido escalador, y utilizaría el material para protegerse las manos y aferrarse mejor a la roca.

Los dos agentes recibieron análisis para ver si habían estado expuesto a agentes biológicos o químicos dañinos y se determinó que gozaban de buena salud. La causa del mareo probablemente sea resultado de la falta de oxígeno en el interior de la residencia a consecuencia de la nube de polvo.

Necesitábamos asegurarnos de que no eran toxinas, agentes biológicos o explosivos“, indicó el capitán de bomberos Larry Kurtz.

Las autoridades han indicado que el propietario de la vivienda probablemente no afronte ningún cargo criminal.

Curiosamente, los agentes tampoco encontraron ningún signo de allanamiento en la vivienda.