Las muertas de Zacatecas

Debido a la presencia del narcotráfico en el estado, ha aumentado la estadística de este tipo de crímenes que no se tipifican de forma adecuada
Las muertas de Zacatecas
Los cadáveres de cinco mujeres fueron hallados este lunes dentro de un vehículo en el municipio de Juan Aldama, en el estado mexicano de Zacatecas, informaron fuentes oficiales.
Foto: EFE

Las cinco mujeres estaban dentro de un coche abandonado en pleno centro del pueblo Juan Aldama, al norte de la capital de Zacatecas. Muertas. A lado de ellas se encontraron armas largas R15 y Calibre .223, según reportó la policía municipal a sus colegas estatales.

Con ellas, sumaron 31 mujeres asesinadas de manera violenta en lo que va de 2016, según el recuento oficial. La cifra iguala a otras estadísticas reconocidas por las autoridades en el Estado de México en los primeros seis meses del año, con la diferencia de que esta última entidad tiene 10 veces más población.

El estado de Zacatecas está a un paso de la alerta de género desde 2012, cuando el sistema de justicia estatal tipificó el delito de feminicidio con penas de hasta 50 años de cárcel; sin embargo, no ha querido recurrir al mecanismo federal que otorga un presupuesto especial para atender la problemática en el estado.

Una de las consecuencias de la falta de recursos es que ningún caso de feminicidio ha concluido en sentencia hasta la fecha, a pesar de que el estado cuenta con una Unidad Especializada para atender los delitos contra las mujeres.

Mara Muñoz, titular del Centro de Justicia para las Mujeres, puso de ejemplo de estas barreras al municipio de Fresnillo: “el gobierno local no cuenta con un terreno para donarlo y que se lleve a cabo la construcción de un centro regional”.

La incursión del crimen organizado en el estado –“Los Zetas” y el Cártel del Golfo–  también ha complicado la tipificación del feminicidio.

Muñoz precisa que consideran feminicidio cuando el cuerpo queda expuesto en un lugar público o fue mutilado o la mujer fue privada de su libertad o amenazada previamente; pero cuando hay participación de células delictivas, el asunto se clasifica como delincuencia organizada.

Desde la visión del gobierno, el incremento en el número de feminicidios en Zacatecas se debe a que anteriormente no había una unidad especializada para clasificarlos. “Ahora hay un protocolo para investigar si son delitos de género y anteriormente no lo había”, indicó Muñoz.