Los casos de sífilis han aumentado un 412% en el condado de Orange en los últimos 5 años

En el mismo período de tiempo ha habido un 204% más de incidencias de gonorrea y 59% de clamidia

En los otros condados de sur de California las infecciones por ETS también han ido en aumento, aunque no de manera tan dramática como en O.C.
En los otros condados de sur de California las infecciones por ETS también han ido en aumento, aunque no de manera tan dramática como en O.C.
Foto: Shutterstock

Las enfermedades de transmisión sexual están aumentado de forma alarmante en el sur de California, siguiendo una tendencia a nivel nacional por la que se multiplican los casos de sífilis, gonorrea y clamidia.

Un reporte de 2016 del Centro de Control y Prevención descubrió que el total de casos de estas tres afecciones alcanzó una cifra récord en 2015, después de que la gonorrea llegara a mínimos históricos hace poco más de una década y la sifílis estuviera a punto de desaparecer.

En el condado de Orange, los datos más recientes  apuntan a un incremento del 412% en los casos de sífilis entre 2011 y 2016, del 204% en los contagios de gonorrea y el 59% en los de clamidia, según informó un portavoz de la Health Care Agency del condado a O.C.Register.

En el condado de Los Ángeles, que tiene uno de los mayores índices de enfermedades de transmisión sexual (ETS) de todo el estado, entre 2011 y 2015 los casos de gonorrea se incrementaron en un 75%, los de sífilis en un 80% y los de clamidia en un 14%, de acuerdo al Departamento de Salud Pública de California.

En el condado de San Bernardino en ese mismo período de tiempo los contagios de gonorrea crecieron en un 96%, los de sífilis en un 137% y los de clamidia un 2.5%.

Por último, el condado de Riverside registró un aumento del 142% en los reportes de gonorrea, del 74% en los de sífilis y del 12% en los de clamidia.

Y esto teniendo en cuenta que, de acuerdo al Centro de Control y Prevención de California, la mayor parte de los casos de ETS no se diagnostican ni se tratan.

Esto tiene graves consecuencias para la salud de los afectados, que pueden sufrir efectos irreversibles y severos como infertilidad o dolor crónico. El tratamiento de las ETS tiene un costo de unos $16,000 millones anuales.

Aunque las autoridades no pueden señalar una causa única para el aumento de estas enfermedades, algunos de los motivos tienen que ver con un número insuficientes de pruebas para detectar las infecciones y con la pérdida de miedo a las ETS.

Para prevenir las ETS, además del uso del preservativo y otras barreras de protección es importante educar y concienciar a la población sobre el riesgo de esta clase de enfermedades. Para ello, se están llevando a cabo iniciativas como la de la organización sin ánimo de lucro Orange County Bar Foundation que ofrece educación sexual a estudiantes de secundaria por medio del programa “Cuídate”, implantado en Santa Ana.

Enseñar a los más jóvenes a mantener prácticas sexuales seguras es importante, dado que en el condado de Orange, donde más se ha disparado el número de contagios de ETS, las jóvenes de entre 15 y 24 años son las que más sufren clamidia y los hombres de entre 20 y 34 los que más casos de gonorrea presentan.