Santa Mónica rompe relaciones con Wells Fargo por DAPL

El apoyo del banco al oleoducto en Dakota del Norte ha llevado a la ciudad a cortar la colaboración financiera entre ambos
Santa Mónica rompe relaciones con Wells Fargo por DAPL
Al menos otras dos ciudades ya ha tomado la misma decisión, y más lo están considerando.
Foto: Shutterstock

La ciudad de Santa Mónica avanza para cortar lazos con Wells Fargo a consecuencia de la implicación del banco en el proyecto de Access Dakota, el oleoducto en Dakota del Norte (DAPL) que ha levantado polémica por la violación que supone de los derechos de los nativos americanos de la reserva Standing Rock.

Terry O’Day, concejal de Santa Mónica, declaró al Santa Monica Daily Press que la oposición al oleoducto, del cual Wells Fargo es uno de los 17 inversores, es “una lucha por la soberanía y el respeto a la gente nativa” y “una lucha por el respeto a la humanidad y el futuro de la humanidad“.

Cinco de los siete concejales de Santa Mónica pasaron la semana pasada una moción por la que pedían al personal financiero municipal que retirara los 1,000 millones de dólares anuales en transacciones que la ciudad realiza con Wells Fargo, y en su lugar pida propuestas a otros bancos. Santa Mónica también tiene $4.6 millones en bonos con Wells Fargo, según se afirma en la nota de prensa compartida por la ciudad anunciando la resolución.

Otro concejal, Tony Vázquez, añadió que la decisión de la ciudad también se debe a que la entidad “ha utilizado repetidamente prácticas comerciales fraudulentas“, según recoge el Santa Monica Lookout, y su contribución económica al DAPL es solo “su última acción escandalosa”.

El portavoz del banco Paul A. Gómez declaró que la compañía está decepcionada con la decisión porque “no tiene en consideración el historial de Wells Fargo como un ciudadano corporativo responsable y que paga sus impuestos“.

“En los últimos cinco años, hemos dado $836,000 en ayudas a 40 asociaciones sin ánimo de lucro locales. Nuestro personal ha hecho voluntariado en la comunidad durante 1,968 horas”, recordó Gómez, quien también declaró al Santa Monica Lookout que Wells Fargo aporta menos del 5% de los fondos del DAPL.

Santa Mónica es la tercera ciudad que toma la decisión de deshacer su colaboración con la entidad, detrás de Seattle y Davis, en California; y el Concejo de la ciudad de Alameda también lo está considerando.

Asimismo, la alcaldesa de West Hollywood  Lauren Meister anunció su decisión de proponer hoy que la ciudad corte relaciones con wells Fargo, así como con cualquier entidad relacionada con Trump o su fundación, según recoge LAist.

Y este mes el sistema universitario público de la Universidad de California anunció también que cancelaría una serie de contratos por valor de casi medio millardo de dólares con el banco en una protesta similar por su implicación con el oleoducto de Access Dakota, reporta el Daily Bruin.