Estudio revela enormes diferencias económicas entre niños de Los Ángeles

Las dos zonas de toda California entre las que existe una mayor disparidad están en el condado de Los Ángeles
Sigue a La Opinión en Facebook
Estudio revela enormes diferencias económicas entre niños de Los Ángeles
En el suroeste solo el 4% de los niños vive en la pobreza, pero en el sureste de Downtown Los Ángeles llegan al 68%.
Foto: Archivo/La Opinión

Un nuevo reporte compartido por el Instituto de Políticas Públicas de California revela las enormes disparidades entre los recursos económicos de los menores entre las diferentes zonas del área metropolitana de Los Ángeles.

En total, más de 750,000 niños menores de 6 años (aproximadamente la cuarta parte) viven en la pobreza en California, atendiendo a la línea de pobreza del estado que es diferente de la estatal ya que tiene en cuenta también factores como el coste de la vivienda o los beneficios sociales.

El estudio ‘The Geography of Child Poverty in California’ atendió a los ratios de pobreza entre los niños de entre 0 y 5 años en el estado, y descubrió que la mayor diferencia en toda California se da entre dos lugares del condado de Los Ángeles.

El reporte utiliza datos del U.S. Census entre 2010 y 2014, los últimos disponibles, así como de agencias públicas del estado. “A lo largo de los últimos años, hemos desarrollado los medios para estudiar franjas de datos más pequeñas dentro de los condados”, explica una de las autores del reporte, Sarah Bohn. “Ahora podemos ver dónde se concentra la pobreza. Hay una enorme variación de vecindario a vecindario“.

En todo el condado de Los Ángeles, en torno al 30% de los niños de cinco años o menos se encuentra por debajo del nivel de la pobreza. Pero la zona suroeste, que abarca Redondo Beach, Hermosa Beach y Manhattan Beach, solo alberga un 4% de ellos, mientras que en el área del sureste de Downtown Los Ángeles el porcentaje llega al 68%.

En el condado de Orange, el 27% de los niños de entre 0 y 5 años vive en la pobreza, con diferencias que van desde el 9% en Newport Beach, Aliso Viejo y Laguna Hills, hasta el 48% en East Santa Ana.

En el Inland Empire, el porcentaje medio es del 23%, una proporción que varía del 8% en Temecula City al 35% en West San Bernardino.

Podemos consultar cada región mediante un mapa interactivo desarrollado junto con el informe.

Otra diferencia que encontró el estudio radica en dónde residen los menores, si es en áreas urbanas o rurales, en zonas de costa o del interior. Las familias en ciudades costeras se enfrentan a vivienda más costosa, pero las comunidades del interior afrontan mayor desempleo. Las familias en zonas rurales, por su parte, necesitan recurrir más a programas de ayuda social como los cupones de comida.

Los ingresos medios de los hogares con un niño menor de 6 años viviendo en la pobreza están por debajo de $26,100 al año para una familia de cuatro miembros, incluyendo los beneficios sociales. En el 71% de estas familias al menos uno de los adultos trabaja, lo que apunta a grandes desigualdades salariales.

Bohn señala que estos datos son particularmente relevantes a la hora de establecer políticas de acción porque cada vez más estudios demuestran lo mucho que experimentar pobreza durante la infancia afecta después durante la adolescencia y la madurez.

“La pobreza puede estar relacionada al estrés tóxico que ralentiza el desarrollo, incluso el desarrollo cerebral, que lleva a consecuencias muy adversas”, explicó a KPCC. “Así que es muy importante para dirigir las inversiones”.