Indocumentada esperaba por operación del cerebro en hospital y ICE se la lleva

Todo indica que "La Migra" no perdona
Indocumentada esperaba por operación del cerebro en hospital y ICE se la lleva
La hispana se encontraba en una lista de espera para cirugía hasta poco antes de que ICE interviniera.

Una indocumentada que espera por ser sometida a una operación del cerebro fue removida de un hospital de Texas como parte del operativo antiinmigrante que se realiza en Estados Unidos tras el ingreso de Donald Trump a la presidencia.

El martirio de Sara Beltrán Hernández llegó hasta Nueva York donde residen varios de sus familiares.

Melissa Zuniga, portavoz de la familia, dijo al rotativo NY Daily News que Beltrán Hernández fue detenida luego de que entrara a la Gran Manzana desde El Salvador sin la documentación requerida.

Todo sobre las redadas

La mujer permanecía en el centro de detención Prairieland desde su arresto. Sus familiares –residentes en Queens– han estado solicitando que el país le brinde asilo.

Según relató Zuniga, agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) sacaron este miércoles a la salvadorena del Huguley Hospital, en Fort Worth.

Las complicaciones de la mujer por un tumor cerebral se registraron a principios de este mes. Beltrán Hernández se ha estado quejando de dolores severos de cabeza, pérdida de memoria y sangrado nasal.

La hispana se encontraba en una lista de espera para cirugía hasta poco antes de que ICE interviniera.

“La tenían atada de manos y tobillos”, describió la pariente. “Ella fue sacada en una silla de ruedas y no se le dio tratamiento a pesar de que su nariz continuaba sangrando y estaba diciendo que su cabeza le iba a explotar”.

Todo sobre las redadas

Dani Bennett, vocero de ICE, confirmó el traslado de la paciente el 22 de febrero y su ingreso al centro de detención. Sin embargo, rechazó que no se le está ofreciendo el trato adecuado.

“Como todos los detenidos bajo nuestro cuidado, la Sra. Beltrán continúa recibiendo atención médica de emergencia las 24 horas y a cualquier tratamiento especializado fuera de nuestras instalaciones”, planteó.

Agregó: “ICE toma muy en serio la salud, seguridad y bienestar de quienes están a nuestro cargo”.