Nueva fiebre de oro se desata en el norte de California

Todo se daría a raíz del derrame en la presa Oroville
Nueva fiebre de oro se desata en el norte de California
Tras la erosión provocada por el desbordamiento de Oroville, se han encontrado partículas de oro.
Foto: Cortesía/CADWR

Durante las últimas semanas, California ha sido agraciado con lluvias no presenciadas desde años atrás, antes que se declarara en estado de sequía.

Y gracias a la mojadera, californianos tienen algo más por qué agradecer: oro.

El noticiero CBS San Francisco informó que la precipitación constante ha expuesto hojuelas de oro en todo el norte de California, creando una pequeña fiebre de oro, la cual hace recordar el años 1849, cuando una fiebre similar —masiva, claro- provocó la migración hacia el oeste de miles de estadounidenses.

Un minero que vive cerca de Jamestown en el condado de Tuolumne dice que ha visto más oro en su propiedad de lo habitual, y espera que la zona alrededor de la presa de Oroville sea particularmente fructífera.

Durante la fuerte temporada de lluvia, aguas torrenciales rugieron desde el vertedero de la presa de Oroville y desde el aliviadero de emergencia durante semanas, golpeando el área circundante. La Oficina de Gestión de Tierras dice que la erosión creada por este flujo constante de agua ha concentrando el oro en la zona, cuyas partículas habrían sido arrastradas por la corriente de las aguas que fluían de la presa, hasta encontrar nuevo hogar en el río Feather.

Han pasado casi 170 años desde que se descubrió el oro en California, por lo que cualquier sitio nuevo para pescar el elemento puede generar excavaciones y hallazgos de oro escondido bajo la superficie de la tierra por años.

En la actualidad el oro está valorado alrededor de $1,200 por onza, aunque, según Univision 34, lo más que se ha llegado a valorar de lo recientemente encontrado por cazadores de oro oscila entre $20 y $50.