Documento interno del DHS debilita argumento para veda a inmigrantes musulmanes

El presidente una vez más divulgará una nueva restricción de viaje desde Irán, Iraq, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen
Documento interno del DHS debilita argumento para veda a inmigrantes musulmanes
En EEUU ha habido protestas contra Donald Trump y su plan hacia musulmanes.
Foto: Getty Images

WASHINGTON.- El presidente Donald Trump prevé divulgar en los próximos días una nueva versión de su orden ejecutiva para restringir el ingreso a EEUU de inmigrantes y refugiados de siete países de mayoría musulmana, pero desde ya un documento interno del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) debilita los argumentos a favor de esa medida.

El documento filtrado anoche por la Oficina de Inteligencia y Análisis del DHS al programa de Rachel Maddow de la cadena MSNBC, cuestiona la necesidad de imponer una veda a los inmigrantes de Irán, Iraq, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen, en aras de la seguridad nacional.

La orden ejecutiva del pasado 27 de enero precisó que su objetivo era frenar la entrada de extranjeros que intentaran aprovechar las leyes migratorias de EEUU con “propósitos malévolos”.

Pero el análisis de la agencia de inteligencia explicó que “la mayoría de los extremistas violentos con base en EEUU y nacidos en el exterior probablemente se radicalizaron muchos años después de su llegada a Estados Unidos”.

Esa realidad limita la capacidad de los funcionarios encargados de escudriñar a los extranjeros e impedir su entrada a EEUU por razones de seguridad nacional, explicó el documento.

Si la idea de la Administración Trump es que “vale más prevenir que lamentar”, la determinación de la agencia echa por tierra la razón de ser de la orden ejecutiva.

La semana pasada, otro documento filtrado a la prensa también indicó que restringir la entrada de un extranjero solo por su nacionalidad es un esfuerzo inútil porque el origen nacional no es un indicador “fiable” respecto a una posible amenaza terrorista en EEUU.

La primera orden ejecutiva, creada por Stephen K. Bannon y Stephen Miller — dos asesores ultraderechistas de Trump- generó caos en los aeropuertos porque las autoridades detuvieron indebidamente, o en algunos casos deportaron, a residentes legales y ciudadanos. Más de 300 inmigrantes de esos países fueron detenidos tras la puesta en marcha de la medida.

Esto, a su vez, desató protestas en todo el país y demandas de grupos cívicos, hasta que la orden ejecutiva fue frenada temporalmente en los tribunales.

Se prevé que la nueva versión modificada excluya de la veda a residentes legales de los siete países afectados por las restricciones.