Activistas lanzan iniciativa nacional para combatir actos de odio racial

En febrero, se registraron 212 delitos de índole racial

Activistas lanzan iniciativa nacional para combatir actos de odio racial
No hay que quedarse en silencio
Foto: Captura de pantalla / http://www.nclr.org/

WASHINGTON.- Hartos del alarmante aumento en los crímenes motivados por el odio racial en EEUU, activistas comunitarios en todo el país lanzaron este lunes  “Comunidades contra el odio”, una iniciativa sin precedente que permitirá al público documentar estos delitos y que pretende estimular un diálogo sobre posibles soluciones.

La iniciativa lanzada hoy por una decena de organizaciones de minorías, entre éstas el Concejo Nacional de La Raza (NCLR) incluye un mapa interactivo que contabiliza, estado por estado, los 212 delitos de índole denunciados desde febrero pasado, y permite que el público también reporte sus casos.

La idea de la iniciativa es dar voz y visibilidad, en un solo sitio, a las víctimas de delitos motivados por el odio en base a la nacionalidad, etnia, religión, orientación sexual y discapacidad de las personas, además de que cuantifica dónde ha ocurrido cada incidente.

La base de datos describe, por ejemplo, los incidentes antisemitas en estados como Florida, Ohio, Illinois, Nueva Jersey y Carolina del Norte, además de actos de violencia contra homosexuales y musulmanes en California.

Quienes hayan presenciado un delito de carácter racial, o hayan sido víctimas, también pueden llamar de forma gratuita al 1-844-966-4283 (1-844-9-NO-HATE), para recibir información sobre recursos legales, incluyendo abogados que trabajan de forma gratuita, y servicios sociales y de salud mental.

“Al reportar su historia aquí, usted está ayudando a conectar y amplificar los incidentes de odio en comunidades en todo EEUU, permitiendo que otros se sientan menos solos, y alentándolos a compartir sus historias. El compartir de forma pública cambia cómo la gente habla sobre la violencia y el acoso, y empuja a la sociedad a la búsqueda de soluciones”, explicó la página web.

La iniciativa fue ideada por “The Leadership Conference Education Fund” y el “Lawyers’ Committee for Civil Rights Under Law”, y cuenta con el apoyo de nueva organizaciones cívicas en todo el país.

El proyecto surgió después de que la Unión de Libertades Civiles de EEUU lanzara un proyecto centrado en la creación de “ciudades de libertad” como respuesta a los planes de deportación masiva de la Administración Trump.

En un comunicado, los activistas afirmaron que la iniciativa lanzada hoy se necesita ahora más que nunca ante el “clima social” actual.

“Los actos de odio no solo devastan a individuos sino que afectan a comunidades enteras, y amenazan con minar los conceptos más básicos de nuestra democracia. Ahora es el momento para que las comunidades se unan para prevenir estos incidentes”, afirmó Wade Henderson, presidente de “The Leadership Conference Education Fund”.

Por su parte, Janet Murguía, presidenta de NCLR, dijo que “no podemos pemirtir que se normalicen la retórica del odio y los actos de violencia en nuestra sociedad”, y es urgente apoyar a individuos y grupos que “creen en la justicia, y el trato equitativo para todos”.

Entre las once organizaciones que participan en la iniciativa figuran también “Southern Poverty Law Center”, “Center for Community Change”,  “Color of Change”, Genders & Sexualities Alliance Network (GSA Network), “Hollaback!”, “Muslim Advocates”, y “New York City Anti-Violence Project”.