Un aumento del 43% a la venta de gasolina en California

Esto propone el gobernador para reparar las autopistas dañadas del estado

Un aumento del 43% a la venta de gasolina en California
Se impondría un cobro de .12 centavos por galón de la gasolina en California.
Foto: Archivo/La Opinión

California no está para esperar qué fondos decide proveerle el Gobierno Federal. Después de todo, su proyecto de ley de “estado santuario” está cada vez más cerca de tornarse real, pese a las constantes amenazas de Donald Trump y su fiscal general.

Esto lo dejó muy claro el gobernador Jerry Brown el miércoles cuando presentó su plan de readaptación de carretera con el aumento de impuesto a la venta de gasolina y nuevos cobros para dueños de automóviles, para así recaudar suficientes fondos –$52,000 millones– para reparar las autopistas en deterioro del estado.

El plan de 10 años aumentaría los impuestos sobre la gasolina por primera vez en más de dos décadas, elevándolos 12 centavos por galón, un aumento de 43 por ciento.

Por primera vez, los propietarios de vehículos de emisión cero pagarían una cuota anual de $100 –esto porque a pesar de utilizar las carreteras públicas no pagan impuestos sobre la gasolina que financian el mantenimiento de las carreteras.

El plan también incluye una cuota adicional a dueños de vehículos. La tarifa, aparte de las tasas anuales de matriculación de vehículos, oscilaría entre $25 al año para vehículos con un valor inferior a $5,000 a $175 para autos por valor de $60,000 o más.

Estos cambios entrarían en vigor a partir del 1 de noviembre, si es que el gobernador consigue los dos-tercios de votos necesarios en el Senado y la Asamblea Estatal. Además, el impuesto se elevaría automáticamente con la inflación a partir del 2019.

“Sí, costará dinero… Esto se trata de arreglar lo que ya tenemos”, dijo el gobernador al presentar el plan en el Capitolio Estatal, acompañado de decenas de legisladores y trabajadores de la construcción.

Desde hace 23 años, el estado de California no ha aumentado el impuesto de la venta de gasolina. Como consecuencia, actualmente se registran atrasos en reparaciones de carreteras, puentes y calles a lo largo del estado con valor de $130,000 millones.

Tan solo en Los Ángeles, durante la temporada de lluvia, se registraron más de 700 baches en avenidas y boluvares que necesitaban urgente remedio.

“Mejora la calidad de nuestra vida. Es bueno para el medio ambiente. Es bueno para el transporte público”, añadió Brown.

Anthony Rendón, líder de la Asamblea, y Kevin de León, presidente del Senado, también aplaudieron el proyecto de ley y lo catalogaron como un “hito” significante en la mejora del estado.

Pero es un plan que está siendo altamente criticado por republicanos. La bancada conservadora difundieron un comunicado conjunto en el que expresaron su oposición a la posible legislación, argumentando que California ya recoge suficiente dinero con algunos de los impuestos más altos de gas en el país, pero lo gasta en los proyectos equivocados.

No obstante, el proyecto incluye una enmienda constitucional que requiere que el dinero sea gastado solamente en proyectos de transporte, y creará un inspector general para cerciorarse de esto.