El LAPD realizará una audiencia acerca de cómo ayudar a desamparados

La policía y otras agencias se unen para intercambiar ideas para proveer vivienda y otros recursos a una población que se ha extendido por toda la ciudad.

LAPD quiere ayudar a los desamparados
LAPD quiere ayudar a los desamparados
Foto: Jorge L. Macías

En una junta especial en el ayuntamiento de Los Ángeles, hoy martes, los comisionados de la policía se enfocarán en los desamparados, pidiéndole al Departamento de Policía y otras agencias intercambiar ideas para proveer vivienda y otros recursos a una población que se ha extendido por toda la ciudad.

Esta es la segunda vez que la Comisión de Policía dedica una de sus juntas semanales a un solo tema. En el otoño del año pasado, los comisarios se reunieron para discutir la criminalización racial.

Desde que la ciudad de Los Ángeles  empezó a multiplicar sus esfuerzos para ayudar a los que viven en tiendas de campaña, albergues o en sus autos, la policía ha seguido su ejemplo.  Además de poner un funcionario de alto rango a cargo de sus esfuerzos para ayudar a los desamparados, el Departamento de Policía de Los Ángeles  (LAPD por sus siglas en inglés) expandió su programa de divulgación e intervención proactiva, el cual conecta al LAPD con trabajadores de difusión e higiene para identificar campamentos y ayudar a las personas a encontrar viviendas permanentes.

Las interacciones entre la policía y los desamparados llevan años bajo la lupa. Los críticos han acusado a la policía de arrasar injustamente por encima de los campamentos, destruyendo hogares e incautando efectos personales. También se les critica por multar a los desamparados por no acatar sus órdenes. En el 2015, la crítica estalló tras los seis  disparos que le quitaron la vida a un hombre que vivía en skid row.

Sin embargo, hay quienes sostienen que el crimen en Los Ángeles, sobre todo en el centro, se ha reducido debido a los esfuerzos policíacos. Residentes y empresarios del área frecuentemente solicitan el apoyo de la policía para resolver conflictos en las aceras, como el consumo de drogas y servicios sanitarios.


NOTAS RELACIONADAS