¿Cómo aplicar $355 millones para combatir la indigencia en Los Ángeles?

En preparación para su junta, funcionarios de Los Ángeles investiga opciones legales para obligar a personas desamparadas a ser sometidas a tratamientos
¿Cómo aplicar $355 millones para combatir la indigencia en Los Ángeles?
Hasta el 2016 el condado contaba con 47.000 individuos sin techo.
Foto: Emilio Flores / La Opinión

Funcionarios públicos y defensores de los desamparados en Los Ángeles, quienes están a punto de recibir una gran suma de dinero para combatir la indigencia, se reunieron para debatir cómo asignar los fondos.

La Medida H, un adicional impuesto de venta aprobado por los electores en marzo, empezará a generar fondos en julio, al principio del año fiscal. Los que abogaron por la medida prometieron establecer viviendas para 45,000 personas y prevenir la indigencia de otras 30,000. El panel compuesto de 50 personas, sin embargo, no ha acordado cómo repartir los previstos $335 millones de dólares.

Lo que está en juego es la priorización de estrategias.

¿Se deben, por ejemplo, establecer más albergues de emergencia, o se debe primar la más lenta pero más duradera solución de viviendas permanentes? ¿Se debe asignar más fondos a familias desamparadas, o a los que sufren de enfermedades mentales? ¿Y cuánto dinero se debe apartar para ayudar a las personas que estén batallando económicamente a no caer en la indigencia?

En preparación para la reunión, la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles instruyó al Departamento de Salud Mental investigar opciones legales para obligar a personas a ser sometidas a tratamientos, ya que algunos desamparados han rehusado los esfuerzos de la ciudad.

La ciudad descubrió que la ley estatal permite que familiares y fuerzas policiales obliguen a personas incapacitadas a ser sometidas a tratamiento, pero no a tomar medicamentos. Esto incluye hospitalización de 14 a 72 horas, según la gravedad de la circunstancia.

En respuesta, Peter Lynn, dirigente de la Autoridad de Servicios para el Desamparado de Los Ángeles, advirtió que la noción de que mucha gente no quiere ayuda se ha exagerado.

Todd Lipka, director general del programa Step Up, argumentó que en lugar de tomar medidas paternalistas, se deben mejorar los programas de divulgación, opinión que ha sido respaldada por las supervisoras Sheila Kuehl e Hilda Solis.

Las estrategias para combatir la indigencia están a la discreción de los miembros del panel. El comité espera lograr un consenso antes de mayo para que la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles pueda aprobar el plan en junio.


NOTAS RELACIONADAS

Alrededor de la web