La furia de los jugadores del Bayern y lo que pasó en el vestuario del árbitro

"Nos han cagado con todas las letras", dijo Karl-Heinz Rummenigge, presidente de la junta directiva del club alemán luego de la eliminación en la Champions League y de los errores de Viktor Kassai
La furia de los jugadores del Bayern y lo que pasó en el vestuario del árbitro
El árbitro húngaro Víktor Kassai tuvo una pésima actuación que afectó al Bayern Munich.
Foto: EFE

Una vez más la polémica arbitral rodea a la Champions League tras el partido de este martes en el que Real Madrid venció a Bayern Munich 4-2 y se clasificó a las semifinales en una noche con errores del juez húngaro Viktor Kassai. Los dos goles de Cristiano Ronaldo en posición adelantada y la discutida expulsión del chileno Arturo Vidal hicieron estallar de bronca a los futbolistas del equipo alemán, que expresaron todo su fastidio.

Apenas finalizó el partido tres futbolistas del Bayern fueron al vestuario del árbitro. Según el diario Marca, Lewandowski, Thiago y Vidal se metieron en el túnel y entre gritos increparon a Kassai. De acuerdo a lo informado por el programa El Chiringuito de la TV española hasta tuvo que intervenir la policía para frenar esos violentos insultos.

Luego, Vidal fue consultado por lo sucedido y no lo negó. Sólo esbozó una sonrisa pícara. El chileno fue duro con el árbitro: “Cuando teníamos el partido 2-1 ellos se asustaron, pero el árbitro empezó a hacer su show, y con un hombre menos es muy difícil. Es mucha la diferencia, cuando juegan dos equipos así, ese robo no puede pasar en la Champions”.

El presidente de la junta directiva del Bayern Múnich, Karl-Heinz Rummenigge, fustigó con dureza la actuación del árbitro en la cena posterior a la derrota: “Tengo que decir que hoy por primera vez siento algo así como una tremenda ira porque nos han cagado con todas las letras”.

Todavía en la cancha y con la victoria del Real ya consumada sucedió un hecho curioso: los futbolistas del banco de suplentes del Bayern fueron con un teléfono celular a la ubicación del cuarto árbitro para mostrarle los errores que habían perjudicado a los alemanes.

?>