Justin Bieber recordó su arresto de 2014 para celebrar su nueva vida

"Gracias a Dios ya no estoy en la misma situación que estaba antes", aseguró el canadiense
Justin Bieber recordó su arresto de 2014 para celebrar su nueva vida
Justin poco a poco ha ido encarrilando su vida.
Foto: Leon Bennett / Getty Images

El cantante Justin Bieber ha publicado en sus redes sociales la fotografía de la ficha policial que le hicieron tras ser detenido en 2014 por conducir ebrio y participar en una carrera de coches en Miami. El motivo por el que el joven de 23 años ha decidido desenterrar un recuerdo sin duda tan doloroso ha sido nada más y nada menos que para celebrar el largo camino que ha recorrido desde entonces y prometer que seguirá trabajando duro para encarrilar su vida.

¡Me encanta! Porque me recuerda que aunque aún no he llegado a donde me gustaría, gracias a Dios ya no estoy en la misma situación que estaba antes. Lo mejor aún está por llegar“, aseguró la estrella del pop junto a un montaje del ‘antes y el después’ de su arresto, antes de pedir a todos sus incondicionales fans que tuvieron fe en él una vez más: “¿Lo creen?”, añadió haciendo un juego de palabras con el nombre con que se conoce a sus fieles seguidores, Beliebers, y el término ‘believe’ -creer- en inglés.

I LOVE THIS because it reminds me IM NOT EXACTLY WHERE I WANT TO BE BUT THANK GOD IM NOT WHERE I USED TO BE!! THE BEST IS YET TO COME DO YOU BELIEVE IT?

Una publicación compartida por Justin Bieber (@justinbieber) el

Tras saltar a la fama en 2010 como el adolescente de cara angelical y flequillo prodigioso que cantaba ‘Baby’, un tema que le llevó a convertirse en una estrella internacional, los problemas con la justicia del artista no tardaron en hacer sombra a su carrera musical e ir empeorando en gravedad según cumplía años. Además de su arresto de 2014, en 2016 Justin decidió eliminar Argentina de su gira internacional después de que las autoridades del país emitieran una orden de detención contra él a raíz de un altercado sucedido en 2013 en Buenos Aires, cuando dos de sus guardaespaldas atacaron -supuestamente por orden suya- a un fotógrafo, tras lo que el ídolo juvenil procedió a abandonar el país sin responder antes a las preguntas de las autoridades. Antes de ese incidente, Justin también fue acusado de profanar la bandera argentina durante su concierto en la capital al pegarle una patada a una para sacarla del escenario.

Otra de las últimas grandes polémicas que ha protagonizado el cantante tuvo lugar en la esfera virtual, donde mantuvo un tenso intercambio de mensajes con su exnovia Selena Gómez, quien respondió a una de las publicaciones en las que Justin se quejaba del acoso al que sometían sus fans a sus parejas sentimentales para recordarle que debía ser más agradecido. En esa ocasión, Justin optó por recomendarle poco sutilmente a su antigua chica que se metiera en sus asuntos, y procedió a cerrar su cuenta de Instagram.

Y tampoco se puede olvidar una de las grandes ‘travesuras’ de la estrella, que en 2014 fue condenada a pagar 81.000 dólares en concepto de daños por arrojar huevos a una casa de la urbanización de Calabasas (California), a cuyos vecinos consiguió amargar la existencia durante el tiempo que residió en el exclusivo barrio.

Sin embargo, tras muchas idas y venidas, el intérprete de ‘Sorry’ habría sufrido una especie de epifanía que le ha llevado a dejar atrás sus antiguos excesos para centrarse en la meditación y en reconectar con la naturaleza como herramienta para poner en orden sus prioridades.