¿Marjorie de Sousa quiere quitarle la casa a Julián Gil?

Tras confirmar su separación, ahora la pareja enfrenta problema legal
¿Marjorie de Sousa quiere quitarle la casa a Julián Gil?
Marjorie de Sousa y Julián Gil
Foto: Televisa

Marjorie de Sousa demandó pensión a su expareja, el argentino Julián Gil, para la manutención del pequeño Matías, pero los abogados del actor no aceptaron la propuesta diciendo que era muy alta y que la iban a renegociar.

En virtud de que no se pusieron de acuerdo ambas partes en el juzgado de lo familiar, ubicado enfrente de La Alameda, el pronóstico será bastante negro, ya que se irán a juicio y esto tardará bastante tiempo porque ambas partes dirán sus argumentos de acuerdo a su punto de vista, pero tanto los abogados como el juez requieren una equidad de acuerdo a los ingresos del actor y poder satisfacer su obligación.

El problema serio se desató por una discusión aparentemente insignificante que creció conforme discutían la solicitud de Marjorie de que Julián dejara el trabajo en Miami y lo arreglara para hacerlo de forma conveniente viviendo en México, donde está Marjorie y su hijo, y de ahí el detonante fue horrible, ya que los dos tienen un carácter muy fuerte y no pudieron conciliar sus intereses.

Entre las cosas que está solicitando Marjorie al juez de lo familiar es que quiere participación de la casa del actor en Miami, lo cual fue negado contundentemente por Gil y éste a su vez le urge la necesidad de ver a su hijo Matías y para este derecho tiene una obligación que lo determinará el juzgado, pero mientras se ponen de acuerdo, se buscará una medida convencional para que el padre pueda visitar el bebé, pero también existe la posibilidad de que no se lo dejen ver en tanto no se resuelva la discrepancia a través del juzgado.

En una reciente entrevista ofrecida en la ciudad de Miami, Julián dijo que no hablaría mal de su mujer, sin embargo, chequen lo que dijo después de haber llorado frente a los medios de comunicación:

“Quiero aclarar que yo salí de México por proyectos el 27 de marzo, que fue la última vez que yo vi a Matías, y no es que ella no me lo deja ver, sino que yo no he estado en México… Hay que aclararlo porque me imagino que si voy tendré la oportunidad de verlo. Tengo que pedirle permiso, avisarle que voy y que quiero ver al niño. Marjorie es una gran mujer, no tiene por qué negarme ver al niño, además que ella ama a su hijo, entonces el error más grande que podría cometer, no solamente ella, sino todas las mujeres, porque sé que no soy el único hombre que pueda pasar por algo así, es evitar que sus hijos sean vistos por el padre, independientemente de quién sea el padre. Lo único que le voy a pedir es que se me dé la oportunidad, como lo he tenido con mis dos hijos anteriores (comienza a llorar)… Yo no voy a pedir nada que no merezca, el niño lleva mi sangre, y al llevar mi sangre, lo voy a defender a muerte, no solamente hoy, igual que como voy a defender mi relación con Marjorie porque de alguna manera va a estar en mi vida en todo esto. No tengo nada que hablar mal de Marjorie, yo nunca tuve una discusión con ella, la gente está haciendo más alboroto de lo que es”, finalizó.

Chucho Gallegos