Se suman 150 camas para inmigrantes detenidos en el condado de Orange

Junta de Supervisores aprueba medida en medio del descontento de los presentes
Se suman 150 camas para inmigrantes detenidos en el condado de Orange
Cientos esperan tras las rejas, mientras sus futuros son peleados en una corte de inmigración.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

La Junta de Supervisores del condado de Orange votó hoy a favor de agregar 120 camas para inmigrantes detenidos y alquilárselas al gobierno federal. La decisión provocó que los miembros presentes se unieran al grito de: “qué vergüenza”.

Decenas de opositores de esta propuesta imploraron a los supervisores terminar con el contrato, conocido como “beds for feds” (camas para los federales), que tienen con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Varios señalaron el caso de la cárcel del condado Theo Lacy, la cual fue señalada por presentar problemas relacionados a la salud y seguridad de sus internos —como por ejemplo servir comida echada a perder a los reos— según dio a conocer un reporte de marzo por el inspector general del Departamento de Seguridad.

Luego la decisión unánime de la Junta para actualizar el contrato con ICE y de los gritos de los presentes, la presidenta de la Asamblea Michelle Steel, terminó la sesión y agentes del Sheriff procedieron a despejar la sala.

Minutos después, según indicó City News Service, los supervisores optaron por reunirse en privado para discutir los detalles en una sesión cerrada.

Por su parte el supervisor Shawn Nelson dijo que lo que el condado hace es proporcionar refugio para los detenidos del gobierno federal.

Si el condado no provee camas para los inmigrantes detenidos locales, es posible que se les envíe a cárceles más lejanas en el condado de San Bernardino, San Diego o Bakersfield”, expresó el teniente del Sheriff Mike Peters.

Siguiendo esta idea, Nelson mencionó que es “mucho más humano mantener a la gente aquí” que en instalaciones de ICE más lejanas ya que esto hace más fácil que las familias puedan visitar a los detenidos.

“El problema no es si esas personas deben estar detenidas… porque ellos ya lo están”, dijo hoy el supervisor. “Yo lo veo de una manera simple: la gente de nuestra región va a poder permanecer aquí mientras, se abordan sus problemas legales”.

En detalle

La decisión de la Junta incrementará la capacidad de las cárceles del condado de Orange de 838 a 958 camas hasta el 19 de julio de 2020.

El programa inició en 2010, en un momento en el que el Departamento del Sheriff fue obligado a recortar tanto su presupuesto que cualquier ingreso adicional fue percibido como una bendición.

Fue entonces, en julio de 2015, que el contrato con el gobierno federal se extendió durante otros cinco años.

Desde el inicio del programa, en agosto de 2010, hasta junio de 2011 el gobierno federal pagó $26.9 millones por proveer camas para los inmigrantes detenidos en las cárceles del condado.

El condado facturó $33.3 millones durante el año fiscal 2011-2012; $29.5 millones en 2012-2013; $22.8 millones en 2014-15 y $31.3 millones durante el año fiscal 2015-16.

Las autoridades anticipal un incremento de $5 millones más si todas las camas disponibles son alquiladas.

Tom Dominguez, presidente de la Asociación de agentes del sheriff del condado de Orange, quien elogió la aprobación de la Junta, dijo: “Nosotros tenemos las camas y ellos el dinero. Esto es bueno para los contribuyentes”.

?>