Hay más solicitudes de ciudadanía, y más retrasos para procesarlas

USCIS tiene más de 630 mil casos pendientes de ciudadanía y el tiempo que toma naturalizarse ha venido aumentando hasta un año o más. Monitor de USCIS alega problemas "técnicos" no especificados

Guía de Regalos

Hay más solicitudes de ciudadanía, y más retrasos para procesarlas
El Advanced Parole permite a los "dacamentados" salir y reingresar al país
Foto: John Moore / Getty Images

Al tiempo que cada vez más inmigrantes están acudiendo a la naturalización para asegurar más derechos y protección futuros, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) al parecer está experimentando problemas técnicos que han causado retrasos en el proceso.

Aunque aún no está claro cuáles son esos “problemas técnicos”, ya que portavoces de USCIS no respondieron a una solicitud de más información,  si se confirmó que existen y que los retrasos han sido palpables para las organizaciones comunitarias y los individuos que buscan la ciudadanía.

“Si lo hemos notado y estamos muy preocupados”, dijo Rosalind  Gold, directora de defensa de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos, (NALEO). “Hemos venido hablando con la agencia USCIS sobre el particular y esperamos que busquen estrategias para resolverlo, como mover personal de otras áreas e implementar del todo el sistema electrónico de procesamiento”.

Las propias cifras de USCIS reflejan un aumento constante de casos “pendientes“, es decir que aún no se han resuelto, que se inició hace aproximadamente un año, para alcanzar una cifra sin precedentes de 633,164 casos a finales de diciembre, casi el doble de los casos pendientes un año antes (388,000).

Además, las solicitudes aprobadas entre octubre y diciembre bajaron considerablemente: sólo se aprobaron 111,155 nuevos casos, frente a 226,000 el trimestre anterior.

Según la experiencia de organizaciones que lidian con ciudadanía e inmigrantes individuales, esto ha significado que el proceso de pasar todas las etapas para ser juramentado ciudadano de Estados Unidos  que hace un año tomaba entre 6 y 8 meses -y en  algunos casos menos- hoy en día está en un promedio de 8 meses a un año.

Cristina Mejía, una diseñadora gráfica de origen colombiano y residente en Florida,  presentó su solicitud de ciudadanía en agosto después de vivir continuamente en el país como residente durante 13 años. Un mes después, la llamaron para que se sacara las huellas digitales, lo cual hizo en septiembre de 2016.

Hasta el día de hoy, en mayo, no ha sabido nada más. Se supone que el  próximo paso debía ser una cita para el examen de ciudadanía y la aprobación de su caso. Pero esto no ha sucedido.

“Lo de las huellas fue rapidísimo pero luego nada”, dijo Mejía. “He consultado en el sitio de internet y he llamado varias veces, pero aún ni siquiera aparezco en el sistema como que ya hice mis huellas y cuando llamé me dijeron que están tramitando los casos de gente que presentaron solicitud en junio”.

En Los Angeles, la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes ha visto un gran interés por la ciudadanía este año, y charlas llenas a reventar de gente buscando información sobre cómo naturalizarse. Pero también han visto los retrasos que hace tiempo no se veían.

“Nos llegó un señor que apenas la semana pasada tuvo su cita después de casi un año de haber solicitado”, dijo Cabrera. “Hace un tiempo estábamos viendo procesos de hasta 3 meses. A nosotros nos preocupa esto porque el proceso es quizá el más importante de todos en cuanto a protección del futuro de la familia”.

Monitor de USCIS dice que hay “problemas técnicos”

El retraso por el momento no parece tener nada que ver con el nuevo gobierno, ya que las cifras existentes son las vigentes hasta finales de diciembre cuando Obama aún era presidente y los retrasos ya venían aumentando.  USCIS aún no ha publicado las cifras de ciudadanía actualizadas para el primer trimestre de este año calendario.

Pero un email enviado esta semana por el Ombudsman del USCIS (esta es la oficina que vigila el funcionamiento de la agencia) reconoce los problemas indicando que “ha habido un aumento sin precedentes de solicitudes de naturalización en los últimos doce meses, la capacidad de la agencia para procesarlas ha sido complicada por temas tecnológicos y la introducción de nuevas tarifas”.

Según las cifras del propio USCIS, casi un millón de personas pidieron la ciudadanía en el año fiscal 2016, comparado a 738,000 al año anterior, un aumento significativo que coincidió con un año electoral importante para los inmigrantes.  No obstante, el interés se mantuvo vigente después de las elecciones, tal y como lo demuestran las cifras del primer trimestre de 2017 y el anecdotario de organizaciones comunitarias.

(CHIRLA) ha visto un consistente interés en lograr la ciudadanía por parte de inmigrantes este mismo año, después que Donald Trump tomó posesión del cargo y anunció una serie de medidas duras contra los inmigrantes.

“Normalmente en los primeros 100 días de una campaña de ciudadanía, que en este caso coincidieron con los primeros 100 días de Trump, vemos entre 25 y 40 casos al mes. Este año tuvimos más de 600 solicitudes hechas por nuestra oficina en ese período de tiempo”, dijo Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de CHIRLA.

La disminución en aprobaciones registradas entre octubre y diciembre pasados coincidió con la entrada en vigencia de tarifas más altas, es decir, un aumento en el costo de la ciudadanía de 45 dólares por solicitud, que ahora cuesta 640, más las huellas digitales que cuestan 85 dólares.

Cabrera rechazó la idea de que el aumento de la tarifa tenga algo que ver con los problemas de procesamiento, como señala el email del Ombusdman de USCIS.

“Eso no tiene ningún sentido”, dijo “Se supone que lo hacen porque son los solicitantes los que financian enteramente ese servicio y si al aumentar la cuota por el servicio, este no mejora, debemos preguntarnos por qué y si se está atrasando, la pregunta es cuáles son sus soluciones”.

Es posible que los retrasos tengan que ver con problemas en la implementación de un nuevo sistema electrónico llamado ELIS que el gobierno estadounidense viene implementando desde 2012 para automatizar sus procesos migratorios y de ciudadanía, que hasta entonces se hacían por “puro papel”.

En Agosto, USCIS decidió descontinuar el uso de ELIS para procesos de ciudadanía debido a una advertencia del Inspector General de Seguridad Nacional sobre problemas de seguridad con el sistema y con los chequeos de antecedentes, que salieron a la luz en el proceso de tarjetas de residencia.

No obstante, no fue posible confirmar esto con la agencia.

Para mayor información o asistencia con su caso, favor comunicarse con el Ombudsman o Monitor de USCIS en el sitio https://www.dhs.gov/case-assistance o en el número de servicio al cliente  1-800-375-5283