Diego de la Hoya no deja de lanzar golpes y de ganar

El primo del 'Golden Boy' mejora su récord profesional a 18-0 tras vencer a Ruiz en Tucson
Diego de la Hoya no deja de lanzar golpes y de ganar
Diego de la Hoya castiga con su mano izquierda a Erik Ruiz, a quien derrotó por decisión con una buena actuación en Tucson, Arizona.
Foto: Hoganphotos

No se puede negar que Diego de la Hoya, el boxeador mexicano que es primo del “Golden Boy”, tiene buenos destellos en el ring, incluso algunos que hacen recordar brevemente a un joven Óscar de la Hoya.

El púgil de 22 años de edad mejoró su récord profesional a 18-0 tras vencer por clara decisión a Erik Ruiz, de Oxnard, en el combate a 10 asaltos realizado la noche del jueves en el Casino del Sol de Tucson, Arizona.

De la Hoya, con su famoso primo y promotor de la función sentado muy sonriente en ringside, ganó los 10 rounds en la boleta de dos jueces y nueve de 10 asaltos en la restante. Su marca es de 18-0 (9 KOs).

Pero también se debe apuntar que al chico de Mexicali todavía le entran muchos golpes. Le falta mover más la cintura y la cabeza. Ruiz, de 26 años, un boxeador valiente y de buena quijada (nunca ha sido noqueado), pero bastante limitado, lo sacudió varias veces. El derrotado tiene ahora 16-7-1.

De la Hoya mostró velocidad de manos y buen repertorio. Conectó seguido con rectos de derecha, no tan seguido pero fuerte con su izquierda, y el uppercut hizo daño. Buena puntería en general y sobre todo mucha actividad; no dejó de tirar.

Vendrán mayores retos para Diego de la Hoya, que por ahora le hace honor al apellido.