Plan presupuestario de Trump recorta $3,6 billones en una década, y reduce ayuda a pobres

Sin embargo propone un aumento del 10% para gastos de defensa
Plan presupuestario de Trump recorta $3,6 billones en una década, y reduce ayuda a pobres
Millones de personas de bajos recursos serán fuertemente afectados
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

WASHINGTON.- La Administración Trump defendió este lunes un plan presupuestario para el año fiscal 2018 que prevé recortes por $3,6 billones en una década, a través de recortes en la red de seguridad para gente pobre y que, según expertos, agravarán la pobreza y las desigualdades.

El primer plan presupuestario del presidente Donald Trump, bautizado como “Una Nueva Fundación para la Grandeza Estadounidense” (“A New Foundation for American Greatness”), será presentado formalmente mañana por la mañana, y el director de la Oficina de Gestión y Presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, lo defenderá en sendas audiencias ante el Congreso el miércoles y jueves próximos.

En resumen, el plan incluye profundos recortes a programas para gente pobre, un aumento del 10% para gastos de defensa, una mayor carga fiscal para los estados -especialmente en programas públicos-, y un pronóstico de crecimiento económico del tres por ciento en cinco años.

También aumenta los fondos para el Pentágono, para la seguridad fronteriza y para la infraestructura, además de que crea un programa federal para licencia familiar con goce de sueldo.

Según la Casa Blanca, el plan reducirá la fuerza laboral federal, para así crear un gobierno “menos invasivo y más eficiente”, además de que logrará un presupuesto equilibrado para 2027.

Pero, desde ya, líderes demócratas y republicanos del Congreso condenaron los recortes “draconianos” del plan,  al igual que numerosos sindicatos, grupos ecologistas y organizaciones cívicas y religiosas, por considerar que sólo perjudicarán a las familias trabajadoras que más necesitan ayuda del gobierno para salir adelante.

Más restricciones para gente pobre

Durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, Mulvaney afirmó que el enfoque del plan será ahorrar dinero a los contribuyentes, incluso aumentando las restricciones y requisitos para ciertos programas de beneficencia pública.

Ya no vamos a medir la compasión por el número de programas y de personas en esos programas. Vamos a medir la compasión por cuántas personas quitamos de esos programas… cuántas personas ayudamos” y cuándo se ahorra al fisco, argumentó el director de la OMB.

“Si recibes cupones de comida y no tienes discapacidades, necesitamos que regreses a trabajar”, subrayó.

Mulvaney reconoció que el plan sufrirá cambios en el Congreso, pero insistió en que el mensaje de Trump será “ser responsables con los contribuyentes de una manera que no hemos sido antes”.

“Si el Congreso tiene una manera distinta para llegar a ese punto, que Dios los bendiga, eso está bien”, dijo.

A continuación, los recortes y puntos más destacados del controvertido plan:

  • Canaliza $2,600 millones para mejorar la seguridad fronteriza, de los cuales $1,600 millones serían para la construcción del muro y modernización de otras barreras.
  • Aumenta por $54,000 millones el presupuesto del Pentágono.
  • Recortes por $3,6 billones en programas obligatorios y “discrecionales” en un plazo de diez años.
  • Recortes por $800,000 millones a “Medicaid”, además de imponer nuevos requisitos de trabajo para ciertos beneficiarios.
  • Recortes por $193,000 millones para el programa de cupones de comida, conocido por su sigla en inglés “SNAP”.
  • Recortes por $21,000 millones para el programa de “Asistencia Temporal para Familias Necesitadas” (TANF, en inglés).
  • Recortes $40,000 millones para el programa de crédito tributario para familias con hijos menores (EITC, en inglés), además de cada adulto tendrá que presentar su número de Seguro Social, para asegurar que el beneficio no se otorgue a inmigrantes indocumentados.
  • Recortes masivos para la Agencia para la Protección Ambiental (EPA), para el Servicio Nacional de Correos, y para los departamentos de Estado, de Educación, y de Agricultura, incluyendo recortes por $38,000 millones en subsidios agrícolas en una década.
  • Eliminación paulatina de fondos para las artes y para la radio y televisión públicas.
  • Una reducción de la fuerza laboral federal, que cada agencia del gobierno tendrá que determinar.
  • Canaliza $25,000 millones en una década para otorgar seis semanas de licencia familiar con goce de sueldo a padres de familia, incluyendo padres adoptivos.
  • Otorga $200,000 millones para obras públicas que, con la ayuda del sector privado, podría aumentar a un billón de dólares.