Sentencian a latino que fue contratado para matar en 1992 a una mujer

Más de dos décadas después se conocería la verdad: el esposo la mandó matar

Sentencian a latino que fue contratado para matar en 1992 a una mujer
El hombre fue contratado por el esposo de la mujer para matarla.
Foto: Aurelia Ventura/La Opinión

Un sicario latino contratado para robar y asesinar a una hispana en 1992 fue sentenciado hoy en una corte de Los Ángeles a 28 años de cárcel, tras lograr una rebaja en su condena por delatar al hombre que le pagó para cometer el crimen.

León Martínez, de 44 años de edad, fue hallado culpable del asesinato en primer grado de Victoria “Vicky” Ghonim -Guzmán- el 23 de julio de 1992, cuando estaba sentada en un vehículo junto a su esposo, Morrad Ghonim, y su pequeño hijo de dos años.

El latino enfrentaba una condena de cadena perpetua, pero llegó a un acuerdo con la fiscalía tras testificar en contra del esposo de la mujer asegurando que fue él quien lo contrató para ejecutar el asesinato y encubrirlo con un supuesto robo.

En las primeras declaraciones, Ghonim afirmó que estaba con su familia en un parque de la ciudad de La Mirada, en el Condado de Los Ángeles, cuando varios pandilleros quisieron robarlos, y aseguró que nunca vio al pistolero a quien no podía reconocer.

El hombre salió del parque en el vehículo con su esposa herida cuando fue detenido por un agente de la Patrulla de Caminos aunque dijo que iba rumbo al hospital.

“Se suponía que debía robarle la cartera al hombre y disparar a la esposa”, dijo el fiscal Robert Villa

Después del ataque, Martínez arrojó parte de la ropa que usó en el crimen que quedó sin resolver hasta 2009, cuando una prueba de ADN relacionó al hispano con el crimen.

En medio del juicio contra el latino, en 2015, surgió la versión que relacionaba con el crimen a Ghonim, quien vivía en ese entonces en la isla caribeña de Antigua, y estaba casado por tercera vez.

Tras ser acusado, el sujeto fue extraditado y en diciembre del año pasado fue condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional por el asesinato de su esposa.

La defensa de Ghonim, de 44 años, apeló la sentencia y sostuvo que su cliente es inocente y calificó a Martínez de mentiroso.

El hispano cambió varias veces su declaración sobre el monto de dinero que había recibido del esposo para ejecutar el crimen. En el testimonio, Martínez aseguró que se la pasaba drogado y que no podía recordar la cifra exacta.

La declaración del latino sobre del pago fue apoyada por la segunda esposa de Ghonim, quien en su testimonio dijo que el hombre le había dicho en una ocasión, “si alguna vez piensas en divorciarte, yo te haré daño. Me costó 500 dólares entonces, no me costará mucho ahora”.

Una exnovia de Martínez también testificó en el caso y aseguró que él le había contado los detalles del crimen.