Joven muere tras ser disparado con un arma de perdigones por su amigo

Las autoridades consideran que fue "un trágico accidente" mientras los adolescentes estaban jugando
Sigue a La Opinión en Facebook
Joven muere tras ser disparado con un arma de perdigones por su amigo
Pistola de balines.
Foto: Archivo / La Opinión

Marcos García, de 15 años, fue abatido en el pecho con una escopeta de perdigones por un amigo en lo que se considera un trágico accidente, según las declaraciones que testigos del suceso hicieron este jueves a las autoridades.

“Un pequeño accidente, no pensaba que un arma de balines podría matarlo“, reconoció Chaz Myers, amigo de la víctima y quien se encontraba en shock después de recibir la mala noticia.

Un vecino de la zona, Jorge Durán, trató de ayudar cuando se enteró de lo sucedido: “Corrí dentro y vi a Marcos inconsciente tumbado en el suelo, no sé cuánto llevaba sin respirar”, dijo. Marcos murió poco después en un hospital.

“Escuché que los niños estaban jugando con una pistola de perdigones”, afirmó otro vecino, “es muy trágico, estamos muy tristes”. Hasta el momento se desconoce quién poseía el arma en el momento de los hechos, por lo que todavía no se ha producido ningún arresto.

LEGALIZACIÓN DE LAS ARMAS DE PERDIGONES EN CALIFORNIA

Mientras que la Segunda Enmienda de la Constitución de los EEUU establece que “el derecho del pueblo de mantener y llevar armas, no será infringido”, el estado de California, sin embargo, introdujo en 2014 varias leyes diseñadas para proteger a sus ciudadanos contra los daños causados por las armas de perdigones:

  • Según la ley californiana (SB 199) las tiendas que venden armas de perdigones están legalmente obligadas a mostrar una clara señal de advertencia en el envase, y cualquier alteración con el fin de que se asemeje más a una arma real es ilegal
  • Cualquier persona que sea vista vendiendo, distribuyendo, enviando, fabricando, comprando o transportando una pistola de perdigones con fines comerciales podría ser multada con 10.000 dólares por cada infracción.
  • El uso de una pistola de perdigones con fines intimidatorios o de forma amenazante también es un delito menor.
  • Exhibir una pistola de perdigones  en un lugar público supondrá una infracción si se trata de la primera o segunda vez, y será considerado un delito menor si se trata de la tercera ofensa.