¡Boca contra boca! Mayweather-McGregor es antes que nada un circo

Las posibilidades de Conor de alcanzar al escurridizo Floyd serán escasas, aunque no sería extraño que intentara alguna artimaña
Sigue a La Opinión en Facebook
¡Boca contra boca! Mayweather-McGregor es antes que nada un circo
Dos personajes con la boca muy grande. Floyd Mayweather y Conor McGregor, se enfrentarán por fin en una pelea muy peculiar.
Foto: Especial

Será interesante. Será muy publicitada. Será un espectáculo. Tal vez sea buena pelea. Pero sobre todo, será un circo.

Floyd Mayweather Jr., quien peleó por última vez en septiembre de 2015 siendo entonces el mejor boxeador del mundo libra por libra, regresará al ring el 26 de agosto. Su rival no será un boxeador, pero sí uno de los más grandes peleadores que existen: el multicampeón de las artes marciales mixtas Conor McGregor.

Tras meses de especulaciones, retos y negociaciones, la pelea ya es oficial. El propio Mayweather (49-0) lo anunció en sus redes sociales ayer, tras lo cual el irlandés de 28 años también lo hizo público.

Las dos mayores estrellas de sus respectivos deportes estarán frente a frente. Suena fantástico, pero claro, para promociones de peleas de ensueño, el público ya tuvo bastante con Mayweather-Pacquiao de 2015, que dejó a los aficionados furiosos.

Eso sí, a reserva de lo que resulte de este experimento, el espectáculo que supondrá el evento será entretenido, porque tanto “Money” como “The Notorious” McGregor (récord de 21-3 en las MMA) son insuperables para saber venderse ante el público.

Las noticias de ambos llegarán todos los días y con distintas envolturas.

“El acuerdo imposible ha sido logrado”, dijo Dana White, presidente del UFC, en una entrevista con ESPN, en la que indicó que el combate será en el límite de las 154 libras (superwelter), con guantes de 10 onzas y con sede en la T-Mobile Arena, que tiene mayor aforo que la MGM Gran Arena, lugar favorito de Mayweather.

El último paso para fijar el pleito ocurrió en días pasados cuando se logró el permiso de la Comisión Atlética de Nevada para la fecha del 26 de agosto, lo cual era un trámite seguro considerando el nivel de ingresos y riqueza que el evento generará en Las Vegas.

Todo esto empezó el año anterior cuando McGregor solicitó licencia de boxeo en Nevada y dio lugar para muchas especulaciones.

Las primeras estimaciones son de que Mayweather obtendrá una bolsa asegurada de al menos 100 millones de dólares.

El invicto boxeador de 40 años de edad no sólo refrescará su gigantesca cuenta bancaria, sino que en teoría tendrá todo a su favor en un pleito de boxeo. McGregor ha demostrado ser un tremendo golpeador en el octágono, es muy fuerte, largo y aguerrido, pero no tiene experiencia como boxeador, ni tampoco tiempo para adiestrarse.

De inmediato, las casas de apuestas pusieron a Mayweather como gran favorito para ganar la pelea: -1,100, es decir, que para ganar $10 se necesitan arriesgar $110. McGregor, en cambio, está +750 (paga $75 por cada $10 arriesgados).

Las posibilidades de Conor de alcanzar al escurridizo Floyd serán escasas, aunque tampoco sería extraño, dado su estilo y personalidad, que en algún momento intentara una artimaña para lastimar al estadounidense.

Eso sólo el tiempo lo dirá. La pelea está pactada. Esta vez, el deporte cede ante el show, ante el circo.