Mujer de Long Beach es sentenciada por envío ilegal de municiones a Filipinas

Se sospecha que Marlou Mendoza envió más de $100,000 en municiones y accesorios de armas de fuego
Sigue a La Opinión en Facebook
Mujer de Long Beach es sentenciada por envío ilegal de municiones a Filipinas
Entre las municiones que fueron enviadas, se encuentran piezas para rifles M-16 y AR-15, las cuales son armas militares.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Una mujer de Long Beach fue sentenciada ayer a seis meses de confinamiento en su casa por enviar de manera ilegal municiones, valoradas en miles de dólares, a su natal Filipinas.

Marlou Mendoza, de 62 años de edad, se declaró culpable en febrero pasado de los cargos federales que se le impusieron por no presentar una declaración por escrito acerca de lo que enviaba.

La Fiscalía buscaba para la mujer una sentencia de 18 meses en una prisión; no obstante, el juez George Wu determinó darle una condena de libertad condicional, que incluyó cárcel domiciliaria.

La acusación en contra de Mendoza citaba que, en tres oportunidades durante 2011, Mendoza le envió miles de libras de municiones a su hijo, Mark Louie Mendoza, para una pistola calibre .22.

La mujer, según autoridades, nunca declaró que enviaba municiones y para ocultar la mercancía dijo que se trataban de artículos de uso doméstico que iban rumbo a Filipinas para el ‘beneficio de su comunidad’.

En un caso aparte, una corte federal angelina demandó al hijo de Mendoza, de 31 años por conspiración, exportación de minuciones, contrabando y lavado de dinero.

Se sospecha que el hijo de Mendoza ordenó más de $100,000 en municiones y accesorios de armas de fuego que llegaban a casa de su madre en Long Beach para que ésta las envíe a Filipinas.

Entre ellas se encuentran piezas para rifles M-16 y AR-15 —armas que figuran en la lista de municiones de EEUU como artículos militares.