Atlético Nacional levanta la 16

El club de Medellín remonta el 2-0 de la ida y es campeón de Colombia
Atlético Nacional levanta la 16
Atlético Nacional celebró en su campo el título de la liga colombiana.
Foto: GETTY IMAGES

Atlético Nacional sumó este domingo otra estrella al derrotar 5-1 al Deportivo Cali (global 5-3) en el estadio Atanasio Girardot de Medellín atiborrado de hinchas que celebraron el título número 16.

Los goles para el campeón fueron obra de Macnelly Torres, Matheus Uribe, Andrés Felipe Ibargüen, Dayro Moreno y Rodin Quiñones.

Contrario a lo que suponía llegar al partido de vuelta con un marcado en contra de 0-2, Nacional tras una épica remontada pudo alzar la copa que lo pone automáticamente en la Libertadores del año entrante, tras un pronta eliminación en el edición actual, en la que defendía el título.

Desde el arranque Atlético Nacional mostró los dientes y con un poderoso remate ajustado al palo Macnelly Torres abrió la cuenta cuando apenas iban 8 minutos del definitivo juego.

No contentos con la ventaja los antioqueños siguieron volcados en campo contrario y a través de intentos de Dayro Moreno, Francisco Nájera y Andrés Ibargüen, exigieron al máximo al meta caleño Pablo Mina.

La andana presagiaba que los locales iban a aumentar el marcador como efectivamente ocurrió cuando ocho minutos después el volante Matheus Uribe castigó de lejos y metió la pelota en el marco de Mina para el 2-0.

Con este marcador, el título se definía con cobros de tiro penalti porque en el partido de ida, Cali había derrotado 2-0 a Nacional.
Sin embargo, los “azucareros” no estaban dispuesto a dejarse apabullar y sacando fuerzas de flaqueza se sacudieron del dominio de Nacional y en una excursión de sus hombres logró el 2-1 gracias a que Daniel Bocanegra metió la pelota en propia puerta. Iban 20 minutos.

Pese al golpe anímico, Nacional siguió martillando hasta que a falta cuatro minutos para cerrar el primer tiempo Andrés Ibargüen de furioso zurdazo puso el 3-1.

Otra vez el título quedaba para definirlo en los tiros penaltis. El marcador global quedaba igualado 3-3.

En la complementaria, el partido no fue diferente al arranque porque Nacional metía al Cali en su propio campo y apelaba a la falta y a tirar la pelota a la tribuna para respirar.

Además su línea más fuerte, la defensa, comenzó a hacer agua y muy duro le tocó trabajar al arquero Mina para evitar más goles y seguir forzando el cobro de los penaltis para definir el título.

El argentino Fabián Sambueza era el único que aportaba luces para los caleños que lucían sin brújula y necesitados de un segundo aire para contener las andanas del local.

Nacional cambió la historia del juego en dos minutos, del 75 al 77, cuando Dayro Moreno tradujo en gol un penalti que le cometió Dany Rosero y luego Rodin Quiñones puso el 5-1 tras un certero contragolpe.

Incluso los dirigidos por Reinaldo Rueda, quien insinuó que dejará al club, tuvieron otras oportunidades para aumentar el marcador pero no pudieron concretarlas.

Cuando el juez terminó el partido la afición verde comenzó la fiesta que se extendió horas y en la que celebraron la estrella número 16 del Atlético Nacional que tiene en su vitrina dos títulos en la Copa Libertadores de América.