Los republicanos no quieren trabajar con el presidente Trump

Son varias las razones que expresan, incluido una "pérdida de prestigio"
Sigue a La Opinión en Facebook
Los republicanos no quieren trabajar con el presidente Trump
El gobierno federal tiene varias posiciones pendientes de cubrir.

WASHINGTON – Es un secreto a voces en la Casa Blanca: casi nadie quiere trabajar con el presidente Donald Trump y hasta los republicanos están rechazando posiciones en el gobierno federal.

Los buscadores de empleo de alto perfil reconocen que posibles candidados preguntan si sus reputaciones podrían afectarse al trabajar directamente con el presidente Trump, en medio de escándalos políticos e investigaciones por la posible injerencia del gobierno ruso en las elecciones de 2016.

La respuesta es que un tema de “prestigio”, señalaron los expertos a The Washington Post.

Candidatos potenciales se preguntan si podrían realmente contribuir en la administración actual, que “a menudo cambia de dirección”, pero una de las principales preocupaciones es la investigación por el “Rusiagate”.

Otros por ejemplo, ven demasiada desorganización en la administación federal, incluyendo áreas importantes como el Departamento de Justicia, liderado por el fiscal Jeff Sessions, al que consideran con “una mentalidad de 1982”, que incluso el Partido Republicano ha abandonado.

Otros toman en cuenta decisiones del presidente Trump, como el hecho de haber despedido al exdirector del FBI, James Comey.

De los 27 entrevistados, algunos también refieren los recortes financieros en áreas estratégicas para el gobierno de EEUU, como el Departamento de Estado, lo que impediría cumplir objetivos.