Medida busca poner fin a registro perpetuo de delincuentes sexuales

Partidarios alegan que el registro es una manera de seguir castigando a los que llevan años sin cometer un delito

Guía de Regalos

Medida busca poner fin a registro perpetuo de delincuentes sexuales
Jackie Lacey, fiscal del condado de Los Ángeles, es partidaria del SB 421.

En febrero, el senador Scott Wiener (D-San Francisco) presentó el proyecto de ley SB 421 ante su cámara legislativa. La medida busca crear un sistema escalonado dentro del registro de delincuentes sexuales, con fin de eliminar la etiquetación de algunas personas.

De ser implementado el proyecto de ley, el sistema se manejaría de la manera siguiente:

  • Nivel 1: Personas condenadas por exhibición indecente, posesión de pornografía infantil con intención de distribuirla y delitos de agresión sexual calificarían para ser eliminadas del registro después de 10 años
  • Nivel 2: Personas condenadas por violación, sodomía forzada y conducta lasciva y lujuriosa con un menor de 14 años calificarían para ser eliminadas del registro después de 20 años
  • Nivel 3: Personas condenadas por repetido abuso sexual infantil, una segunda ofensa sexual violenta, secuestro con intención de cometer crímenes específicamente sexuales tendrían que permanecer en el registro

La medida crearía un proceso para que los delincuentes sexuales en los niveles inferiores puedan solicitar que sus nombres sean borrados del registro cuando califiquen.

Partidarios de la medida alegan que el registro perpetuo de personas que llevan años sin cometer algún delito es una manera de seguir castigándolos, ya que sus nombres están a la disposición del público mediante internet. Esto, dicen los proponentes, les genera obstáculos para conseguir empleo y vivienda.

Además, alegan los partidarios—incluida la fiscal del condado de Los Ángeles Jackie Lacey—el actual sistema desperdicia dólares de impuestos, ya que las autoridades locales dedican una gran cantidad de tiempo a tramitar el papeleo.

Sin embargo, contrincantes como Erin Runnion—quien fundó el grupo defensor Joyful Child Foundation después de que su hija de cinco años fue secuestrada, acosada sexualmente y asesinada—sostienen que los californianos tienen derecho a saber si alguien es un delincuente sexual. Esta información, dijo Runnion, es imprescindible antes de encargarle su hijo a una persona o salir con un desconocido, entre otras circunstancias.

Actualmente hay 105,000 personas registradas como delincuentes sexuales en el estado. California es uno de cuatro estados que requieren el perpetuo registro de delincuentes sexuales. Los otros son Alabama, la Florida y Carolina del Sur.